Moreno destruye el legado de Alfaro

Quito, 19 may (La Calle).- Entre las medidas que tomó el gobierno de Lenín Moreno está la eliminación de la empresa pública Ferrocarriles del Ecuador, que revivió la línea de tren inaugurada por Eloy Alfaro en 1908 y tenía como objetivo unir la Sierra con la Costa.

 “Vamos a eliminar siete empresas públicas: Ferrocarriles, Siembra, Medios públicos, Crear, Ecuador estratégico, Correos del Ecuador y la Unidad Nacional de Almacenamiento”, dijo el mandatario.

Operadores de maquinarias, guías y administrativos se quedarán sin trabajo. También los emprendedores que tenían su cafetería y tiendas de recuerdos en cada una de las estaciones. Según Tren Ecuador, una entidad adscrita al Ministerio de Turismo. Alrededor de 5.000 trabajadores, perderán sus ingresos.

Un poco de historia

La idea de unir a Guayaquil con Quito empezó en el gobierno del conservador Gabriel García Moreno (1861 -1875). En su período la ruta llegó hasta Chimbo en Bolívar. El camino a Quito lo retomó Alfaro, quien contrató a una empresa americana para realizar los trabajos. Muchos ecuatorianos perdieron la vida por abrir la vía en la Nariz del Diablo en Riobamba.

Las obras de readecuación de las rutas y estaciones empezó en 2010. Para 2013, el proyecto se reinauguró en 2013. El Tren Crucero recibió varios premios, entre los que están: Cuatro World Travel Awards en 2014, 2015, 2017 y 2018, un premio de la revista excelencia y de la página de viajes TripAdvisor.

Ferrocarriles del Ecuador maneja el proyecto Tren Crucero, el cual ofrece recorridos de Quito a Guayaquil y viceversa. Además las locomotoras cubren rutas que recorren los Andes del Norte, Centrales y del Sur y la Costa del Pacífico con paradas en ciudades para aumentar el turismo del país.

Lo último