- Publicidad -spot_img

Moreno culpa al gobierno anterior del caos en las cárceles

-

- Publicidad -

Quito, 24 feb (La Calle).- El presidente Lenín Moreno expresó que la raíz de la violencia en las cárceles del país está en las decisiones del gobierno anterior. Así lo indicó en un mensaje a la nación.

«Este martes 23 de febrero fue un día trágico para el país. En cuatro cárceles simultánea y orquestadamente se desató una ola de violencia jamás vista en la historia», dijo el mandatario.

«En el año 2007, habían 9.000 personas hoy hay casi 40.000. La lucha frontal contra el delito resultó en un mayor número de delincuentes detenidos. Esto disparó el hacinamiento. Segundo, aquí se construyeron mega centros carcelarios con capacidad para 15.000 personas en los que fácilmente se dispersa el control», explicó.

Para Moreno, la tercera causa es una normativa legal es ineficiente. La sobrepoblación bordea el 30% . El cuarto punto es la falta de recursos económicos «He pedido a Finanzas el presupuesto necesario para solucionar los problemas».

El expresidente Rafael Correa contestó con un tuit. «Rara vez se ve un cargo tan grande para un hombre tan pequeño

  • 2008, Base de Manta, vicepresidente: Lenín Moreno
  • NO tenemos cárceles para 15.000 personas
  • Nuevas cárceles fueron construidas con las mejores prácticas internacionales
    Pero para la ineptitud, nada es suficiente».

Casualidad

Para Moreno no es casualidad que después de incautar 128 millones de kilos de droga en 2020 pasen estos amotinamientos. El mandatario también dijo que la denuncia de Semana sobre un supuesto financiamiento a la campaña de Andrés Arauz no es una casualidad.

«Tampoco es casual la coincidencia con la reciente denuncia de la prensa colombiana sobre el supuesto financiamiento del ELN a campañas políticas en el Ecuador. Es muy grave que haya dinero del narcotráfico en el escenario político»

El candidato presidencial de Unión por la Esperanza, Andrés Arauz negó cualquier vínculo con el Ejército de Liberación Nacional. No obstante, el fiscal de Colombia Francisco Barbosa entregó información sobre el supuesto financiamiento a la fiscal Diana Salazar. La funcionaria no ha emitido pronunciamientos sobre el tema.

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -

1 Comentario

  1. ¡DEL NARCO ESTADO A LA NARCO CÁRCEL!
    El Estado, tomado por la “banda de discapacitados”, ha servido para que los narco estados de Colombia, Perú y Estados Unidos de Norteamérica, hagan del Ecuador no solo un puente del narcotráfico, sino una guarida de carteles de la droga, gracias a las extraordinarias ganancias que generan a los banqueros, grandes empresarios, jueces, fiscales, directores de cárceles, guías penitenciarios, cúpulas militares y policiales. Es decir, estamos ante una banda organizada de delincuentes, que supera a las bandas mexicanas.
    La demostración evidente, es la captura de CIENTO VEINTE Y OCHO TONELADAS DE DROGA, en 2020, que benefició a los banqueros, único sector que ganó cientos de millones de dólares, en el mismo año. El gobierno neoliberal desmanteló la institucionalidad encargada de la seguridad y las cárceles, nombró a una fiscal encargada de encubrir a los narcotraficantes, impuso a la superintendente de bancos para que nada vea sobre narcolavado de la banca, redujo el número de guías penitenciarios en un 70%.
    El mismo ministro de gobierno dice que la masacre en las cárceles es consecuencia de la “guerra de bandas” mafiosas. Es la réplica de lo que sucede en el Estado neoliberal.
    ¿Cómo puede ser posible que para ingresar a las cárceles, las personas visitantes deban pasar un examen denigrante, de manoseo, de morbo, cuando les obligan a las mujeres a bajarse el interior y saltar “sapito”, para impedir el ingreso de droga y sin embargo los privados de libertad tienen armas de fuego, navajas, cuchillos, bombas? Los detenidos no “mataron” a pañuelazos, ni descuartizaron, cortaron sus miembros o decapitaron, con “corta uñas”.
    La corrupción en los centros de detención no es cuestión de poner más policías o militares. La corrupción está institucionalizada al interior. Hay dos tipos de droga que se comercializan las 24 horas del día: la marihuana y la religión. Los “caporales” de los pabellones son los principales comercializadores de droga y tienen gran poder, respaldados por el director del centro y los guías penitenciarios, que deben ganar como los banqueros. La droga entra por la puerta principal y en el vehículo del Director. Los “cristianos” no se quedan atrás, ya que “salvan” almas penitentes. Tienen su propia capilla, con alto parlante, oran durante todo el día, engañan a los desesperados y cobran por sus “milagros”; además, solicitan bendiciones de dios para el presidente, ministros y autoridades gubernamentales, por lo que toda la corrupción queda sacramentada.
    Las dos drogas controlan los centros penitenciarios y extorsionan a los internos. Es prohibido que los visitantes ingresen dinero, pero la droga es pagada al contado, igual que los diezmos a los cristianos. Es impresionante mirar partidos de vóley entre internos y guías penitenciarios, donde apuestan entre 500 y 1000 dólares por partido. Es prohibido también ingresar celulares y computadoras, no obstante, la mayoría de internos posee dos o más celulares. Ésta posesión, como todo lo demás es un gran negocio. Los guías incautan los teléfonos, que pueden ser devueltos previo el pago de 50 a 100 dólares, caso contrario los guías venden en otros pabellones. Los guías ingresan alimentos para vender a los internos, que por ejemplo, un pollo llega a costar 50 dólares.
    Con un gramo de cerebro entre Moreno y su banda, deberían poner una máquina escáner (Igual que en los aeropuertos) y evitar tanto vejamen. No lo ponen porque simplemente se les acaba el negocio. Las direcciones de los centros penitenciarios fueron REPARTIDOS también a algunos asambleístas por la Romo, para obtener votos. El libre mercado del neoliberalismo funcionó y allí tenemos los resultados, como en los hospitales antes. El negocio es caotizar para luego privatizar, a través de la “monetización”.
    Las muerte por las bandas de narcotraficantes, no solo tenemos en las cárceles. El sicariato tenemos en las calles de las ciudades y recientemente a un periodista como víctima; antes murieron tres periodistas del diario El Comercio, porque policías no devolvieron el dinero retenido a narcotraficantes.
    El propio Moreno, tuvo un guardaespaldas militar, involucrado en narcotráfico, y tuvo una leve pena de cinco mil dólares; igual lo hace la superintendencia a la banca, lavan 10 millones de dólares y multa con 2 o 3 mil dólares.
    El narcotráfico controla el Ecuador, a tal punto que el fiscal de Colombia estuvo hace pocas semanas en Ecuador, para entregar “pruebas” contra uno de los candidatos a la presidencia. En realidad lo que vino es trayendo varias toneladas de droga para ser repartida entre la DEA norteamericana y carteles privados de la droga, porque desde Ecuador es más fácil comercializar. A las pocas semanas de repartido el alijo, la guerra entre carteles dentro de los centros penitenciarios, estalló brutalmente. No es coincidencia que las vendettas estallen en cuatro centros penitenciarios el mismo día. Los carteles mafiosos que controlan las cárceles, con el consentimiento de Moreno y sus secuaces, actuaron coordinamente.
    Por el ingreso de droga, su reparto y la masacre carcelaria, será premiada en los próximos días la “medio” (10/20) fiscal, por los carteles de la droga de Ecuador, Colombia y EEUU de Norteamérica. Ahora tienen menos competencia y más mercado.
    El neoliberalismo, reconoce a sus vasallos entregando dádivas a sus mercenarios. Mañana dará asilo al principal criminal del Ecuador: Lenín Moreno.
    Moreno deja al Ecuador “colombianizado”. Duque estará contento con los “logros” de su pupilo, donde demuestra que es totalmente competente: tenemos un narco estado de cleptócratas, uno de ellos ya es funcionario del BID, que fue impuesto por Lasso.
    LUIS TORRES RODRÍGUEZ

Dejar respuesta

Por favor ingresa su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad-

LO ÚLTIMO