Primer ministro Johnson, contra las cuerdas por fiestas en Downing Street

Quito, 14 ene (La Calle). – Los empleados gubernamentales de Downing Street, la residencia/lugar de trabajo del Primer Ministro británico hicieron dos fiestas el 16 de abril del 2021. Las reuniones pasarían desapercibidas si no fuera por las restricciones que regían en el país y el luto nacional por el fallecimiento del príncipe Felipe de Edimburgo.

Estas revelaciones constituyen un problema y un escándalo para la administración de Boris Johnson, quien para el momento de los hechos se encontraba en la residencia oficial de descanso, en Chequers. La noticia la dio a conocer The Daily Telegraph, defensor del Brexit y de la carrera de Johnson.

El tema causó revuelo entre la presa y los diputados conservadores contra Johnson. “En una capilla privada del castillo de Windsor, yació en soledad el ataúd del príncipe durante la noche. Al día siguiente la reina, con su rostro cubierto por una mascarilla negra, dijo adiós a quien fue su esposo durante 73 años. Por imposición de las normas de distanciamiento social, se sentó sola. La atmósfera en Downing Street, aquella tarde, era muy diferente. Asesores y funcionarios se reunían, en dos eventos separados, para celebrar la despedida de dos colegas”, informó el editor político del Telegraph, Tony Diver.

Los hechos

Corrió el alcohol en abundancia para despedir al director de Comunicación y al fotógrafo oficial de Johnson. Hubo risas y bailes. La juerga se prolongó hasta la madrugada. Unos comenzaron en las oficinas y acabaron en el jardín. Otros, en el sótano de Downing Street, donde incluso un portátil a todo volumen proporcionó la música. Alguien fue incluso al supermercado cercano con un maletín vacío que llenó de botellas de vino. Al final, las cerca de 30 personas que sumaban las dos fiestas acabaron juntas en el jardín.

La vicesecretaria permanente de la Oficina del Gabinete de Johnson, Sue Gray, ya investiga otras fiestas prohibidas realizadas en dependencias del Gobierno, incluida una en la que Jonhson admitió su presencia. Ahora se suman dos más. Downing Street ofreció disculpas a la Reina por su comportamiento. Ahora enfrentarán las investigaciones.

Fuente: Diario El País

Lo último