Publicidad spot_img

Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Microsoft cerró tres estudios ¿le apuestan solo a las grandes franquicias?

Quito, 14 may (La Calle).- Microsoft anunció el cierre de tres de sus estudios de desarrollo de videojuegos: Arkane Austin, Tango Gameworks y Alpha Dog Studios. Esta decisión se comunicó a través de un correo electrónico enviado el pasado 7 de mayo por el jefe de Xbox Game Studios, Matt Booty, a los empleados de los estudios afectados, según informa Esports Bureau.

Los estudios afectados por este cierre son conocidos por su trabajo en destacados títulos de videojuegos. Arkane Austin, reconocido por su labor en “Redfall”; Tango Gameworks, el equipo detrás de “Hi-Fi Rush” y la serie “The Evil Within”; y Alpha Dog Studios, desarrollador de “Mighty DOOM”. Cerrarán sus operaciones como parte de la repriorización de recursos hacia proyectos de mayor envergadura.

El hecho generó preocupación tanto entre los fanáticos de estos estudios como entre sus empleados, quienes temen el posible abandono de proyectos innovadores en el futuro. Sin embargo, Microsoft ha asegurado su compromiso con la industria del videojuego, destacando su amplia cartera de estudios que incluye nombres prominentes como 343 Industries, The Coalition, Obsidian Entertainment y Double Fine Productions.

Preguntas y críticas

A pesar de esta medida, algunas preguntas han quedado sin respuesta, como el destino de los proyectos en desarrollo de los estudios cerrados y la posibilidad de más despidos en Microsoft Gaming. Asimismo, surge la interrogante sobre cómo afectará esta decisión a la diversidad de juegos de Microsoft.

Este cierre se suma a anteriores medidas similares, como el caso de Lionhead Studios en 2016, lo que evidencia un cambio en la estrategia de Microsoft Gaming. Durante los últimos años, la empresa enfoca su atención en grandes franquicias y en el modelo de juegos como servicio (GaaS). Debido a estas decisiones, la comunidad de gamers especula sobre un posible giro hacia proyectos menos arriesgados en el futuro.

Además, varios usuarios en las redes sociales demostraron su malestar frente a las decisiones empresariales de Microsoft respecto a la gestión de los estudios comprados recientemente. El caso que se hizo viral en las redes sociales es de la millonaria indemnización al ex CEO de Activision Blizzard, Bobby Kotick, a quién señalaron durante su gestión por sus estrategias agresivas para aumentar los beneficios a costa de los usuarios y promover una cultura laboral hostil y discriminatoria.

A pesar de las incertidumbres, Microsoft reitera su compromiso con la inversión continua en juegos y experiencias nuevas e innovadoras. Solo el tiempo dirá cómo afectará este cambio a largo plazo a la industria del entretenimiento interactivo.

Publicidad