Quito, 17 nov (La Calle). – 92.700 ex boy scouts fueron víctimas de abuso sexual por parte de la organización estadounidense Boy Scouts of America (BSA).

El 16 de noviembre, los abogados encargados del caso presentaron una demanda en el Estado de Delaware (EE.UU.). Durante la presentación de la demanda, la organización BSA se declaró en quiebra.

En un comunicado, la organización BSA pidió perdón y aseguró que está «desolada por el número de vidas afectadas por el abuso pasado»; añadió que ha abierto un proceso accesible para que las víctimas denunicen.

BSA petende organizarse en busca de un fondo que sirva como compensasión para sus víctimas. Los Boy Scouts alegan que cuentan con bienes por valor de USD 1.000 millones; además de cientos de campamentos y otras propiedades a orillas de lagos y valles.

Documentos internos de BSA revelan que desde las primeras décadas de existencia ya habían «degenerados» liderando el entrenamiento de los miembros.

Miles de generaciones en manos de BSA

La organización se fundó en 1910, pero logró expandirse en 1916 con la entrega de una Escritura de la Constitución del Congreso de ese año. Dicha escritura resaltaba los valores de «patriotismo, valentía e independencia».

Por las filas de BSA han pasado personajes reconocidos como el expresidente John F. Kennedy, Neil Armstrong, Ernest Green y Steven Spielberg. 

El número de miembros de la organización siempre estuvo en declive; por esta razón, en 2017 BSA admitió mujeres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *