Quito, 24 oct (La Calle). – El presidente electo de Bolivia, Luis Arce, expresó que el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, «debería renunciar, por moral y ética».

«Yo creo que están claras las cosas, ahí estamos de acuerdo. No hubo ningún fraude, hubo todo un preparativo para un golpe de Estado, del cual la OEA lamentablemente formó parte».

Luis Arce, presidente electo de Bolivia.

Asimismo, Arce aseguró que no le importan sus felicitaciones sobre su victoria en las presidenciales. Cree que Almagro «se inmiscuyó, violó normativas bolivianas, de todo organismo veedor en un tema electoral; se inmiscuyó en temas internos».

«No estamos de acuerdo que un organismo importante esté en manos de gente con la camiseta puesta de un partido o una tendencia política en la región. Y que se inmiscuya en asuntos internos de un país. Si hizo eso en Bolivia, imagínese, puede hacerlo con cualquier otro país, y eso no podemos permitirlo», destacó Arce.

Evo Morales, expresidente de Bolivia, también exigió la renuncia de Almagro. Esto por el papel que la OEA desempeñó durante los comicios de 2019, los cuales posteriormente derivaron en un golpe de Estado contra el expresidente boliviano.

Por otra parte, el subsecretario de México para América Latina y el Caribe, Maximiliano Reyes Zúñiga, acusó a Almagro de hacer uso «faccioso» de la misión de observación electoral. Mencionó que fue utilizado para avalar un «supuesto fraude» en los comicios de 2019.

El analista político y sociólogo Esteban Silva opina que el triunfo electoral de Arce permitiría a Bolivia restablecer las relaciones diplomáticas rotas por el Gobierno de Áñez y aplicar una política exterior soberana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *