luchador vale

14/09/2020 (La Calle).– El ex campeón de lucha libre, Navid Afkari, recibió la pena de muerte a pesar de que organismo como el Comité Olímpico Internacional y organizaciones de derechos humanos solicitaron clemencia. Su ejecución se habría producido el 12 de septiembre, en medio del secretismo del gobierno iraní en la prisión de Shiraz.

El deportista fue procesado después de la muerte de un agente de agua y alcantarillado durante las protestas en territorio iraní de 2018. La familia de Afkari intentó  un arreglo con la familia del difunto sin éxito. Entonces, se usó para el caso del deportista la figura legal iraní de pago por especie (una forma muy similar al ojo por ojo) donde Navid pagó con su vida la muerte del agente. Sus dos hermanos Vahid y Habib fueron encarcelados por el mismo caso.

Un caso de 2018

El ex luchador entró a prisión en 2018. En el mismo año, fue condenado a dos penas de muerte. Afkari también buscó la revisión de su pena a través del Tribunal Supremo, sin respuesta. Desde el 3 de septiembre parecía inminente su ejecución. En ese día fue trasladado del pabellón general a un lugar desconocido.

El 6 de septiembre, Amnistía Internacional hizo una llamada telefónica al gobierno iraní, donde se pudo confirmar que el procesado se encontraba cautivo. Ese fue el último contacto que tuvieron los organismos internacionales con el gobierno iraní, antes de su ejecución. Finalmente, el día 12 de septiembre, se conoció de la ejecución de manera pública.

Varias voces se han levantado en contra de la ejecución. La primera queja provino del Comité Olímpico Internacional COI, que mostraron su descontento a la pena de muerte. Por otro lado, Donald Trump, presidente de Estados Unidos, hizo una proclama dirigido a los líderes de Irán, en términos hasta informales, les solicitó: “les agradecería mucho que perdonaran la vida de este joven y no lo ejecutaran. ¡Gracias!” Según el presidente de Estados Unidos, el altercado de Afkari, se dio después de que este protestaba por la situación económica del país que muestra signos de deterioro e inflación. Al final, ninguna de las voces en contra de su ejecución fue escuchada. Se habla ahora de sanciones al gobierno iraní.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *