Los incendios de Guillermo Lasso / Opinión

Como si de un llano en verano se tratara, el presidente Guillermo Lasso busca extinguir los “pequeños fuegos” que empiezan a crearse a su alrededor.

Algunos pasan desapercibidos y se apagan de forma inmediata, para otros debe usar litros y litros de agua para que el fuego no alcance terrenos peligrosos.

El fuego más reciente tiene un nombre mitológico: Pandora Papers y es como una hoguera encendida. Los Paraísos fiscales   se han vuelto un infierno para Lasso desde que decidió postularse para Presidente.

En 2017 como él mismo afirmó, se deshizo de la titularidad en las empresas que controlaba en Panamá. La Ley fruto de la consulta popular se lo impedía. Jura que no había nada ilícito, pero ¿con qué objeto un ciudadano abre empresas en paraísos fiscales sino es para evadir impuestos?

Aunque el presidente de la Comisión de Fiscalización, Fernando Villavicencio, ya tuiteó que investigará los “Pandora Papers”, después de fiscalizar a los “elefantes blancos” de los 10 años de la Revolución Ciudadana, la voluntad política para investigar este caso es nula

¿Qué dice Fiscalía?

¿Contraloría?: mutis por el foro.

El otro fuego es el de las organizaciones sociales, específicamente la Conaie. Organización que después del diálogo, busca ya su próximo movimiento. Una regional de la Costa se declaró en rebeldía y en medio del posible naufragio, el secretario de Pueblos Luis Pachala, confesó que dialogó con Javier Aguavil, el presidente de los pueblos de la Costa.

¿Pescar a río revuelto?

¿Se busca aprovechar estas discusiones para arrastrar a una fracción de la Conaie a su causa?

Preguntas que, con el pasar de los días, se responderán solas. Especialmente el 11 de octubre cuando los combustibles vuelvan a subir.

Un último fuego que quema los talones del Ejecutivo es la situación carcelaria. El gobierno de Lasso tuvo la masacre con más muertos en la historia.

La lucha por el manejo delictivo dentro y fuera de las prisiones y el nulo trabajo del Estado, data de la gestión de Moreno.

En Farenheit 451, obra distópica de Ray Bradbury, aparecen los bomberos que crean incendios, que nos los apagan, que los avivan. Lasso es como esos bomberos, encendió la chispa de su propia hoguera.

Lo último