Publicidad spot_img spot_img

Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Publicidad spot_img

Los banqueros necesitan “incentivos” del Gobierno, dice el mismo Gobierno

Quito, 8 abr (La Calle).- La Junta de Política y Regulación Monetaria del Banco Central del Ecuador (BCE) presentó una solicitud de “incentivos tributarios” -léase subsidios- para los banqueros y grandes empresarios, por el alto índice de riesgo país.

Guillermo Avellán, gerente general del BCE, pidió ayuda del Gobierno Nacional para las empresas y entidades financieras que se financian -léase endeudan- en el exterior, según recoge diario El Comercio.

De acuerdo al EMBI del banco estadounidense JP Morgan Chase, Ecuador contaba con un riesgo país de 1.908 puntos hasta el 4 de abril.

El indicador económico indica el nivel de "peligrosidad" que los inversionistas consideran para saber si un país es capaz de cumplir con sus compromisos de deuda. Cuanto más alto, más negativo para el Ecuador porque ahuyenta a los mercados.

El riesgo país es también un marcador del costo del financiamiento en el exterior. Lo que significa que “mientras más alto el indicador, los préstamos externos tendrán una tasa de interés más elevada para compensar el riesgo adicional asumido por los inversionistas o prestamistas”, reseñó el medio.

Avellán expresó que con esta petición se considera equilibrar las “altas tasas de interés” de los créditos en el exterior, que están por el 20%.

Para el titular del Banco Central, esta medida es beneficiosa y está “próxima a aprobarse”. Explicó que esta medida posibilitará la llegada de flujos desde el exterior y ampliará el financiamiento para el “sector privado”.

Sin eufemismos

Economistas y políticos tacharon la decisión como un desatino del régimen de Lasso. Según ellos, sin adornos, se trata de dirigir dinero público a estos grupos económicos que se endeudan en el exterior.

El exministro de Economía, Carlos de la Torre mencionó en Twitter que esto no es otra cosa que “regalar dinero público” a los “pobrecitos banqueros y grandes empresarios”.

Añadió un cuadro de las obligaciones con instituciones financieras en el exterior y posibles beneficios tributarios de la banca nacional.

Representantes de las tiendas políticas también se pronunciaron. El expresidente Rafael Correa calificó de “descarada y vergonzosa” la solicitud de Avellán, quien es un hombre de confianza de Guillermo Lasso, pues dirigió la Fundación Ecuador Libre y participó en la redacción del programa económico.

El jefe de bancada socialcristiana, Esteban Torres, y una de las proponentes del juicio político contra el jefe de Estado, Mireya Pazmiño se sumaron al descontento.

Aguanta, déjame explicarlo…

Avellán publicó un hilo de Twitter en el que, según él, aclara las “imprecisiones” de la solicitud. Dijo que es una “reforma necesaria a una política vigente” ya que las resoluciones fueron expedidas en el Gobierno de Correa.

“Estas políticas tributarias facilitan la llegada de recursos del exterior mediante préstamos en mejores condiciones para entidades financieras y empresas, a fin de impulsar las actividades productivas, el empleo, la inclusión financiera y el fortalecimiento la dolarización”, reza uno de sus tuits.

Publicidad