Apoya a Radio La Calle ($2,00)

¿Cómo ahorrar en gasolina con el apoyo de tus llantas?

El incremento del precio de la gasolina súper representa un mayor gasto para el bolsillo familiar. Aunque una de las opciones para ahorrar es cambiarse a otro tipo de gasolina más económica, para algunos vehículos esta no es una opción viable dado que se puede afectar su desempeño y ocasionar daños mecánicos a algunos componentes. Para estos casos existen otras medidas que pueden ayudar a consumir menos combustible, una de ellas se relaciona con las llantas.

“Las llantas cumplen un rol importante en el consumo de combustible… Las llantas con una presión correcta o cercana a lo correcto, con una rodadura adecuada, peso y medidas correctas, pueden llegar a generar un ahorro de hasta un 10% en un mes en el consumo de gasolina”, explicó Carlos Cruz, gerente comercial de Hankook Tire

¿Cómo mejorar la eficiencia de consumo de gasolina?

  • Revisar la presión del neumático y mantenerlo en el inflado correcto: Un neumático con baja presión genera mayor consumo de gasolina dado que disminuye la capacidad de respuesta en el frenado, al reducir el agarre de la llanta a la superficie. “Esto provoca mayor esfuerzo del vehículo que llega a consumir hasta un 30% más de gasolina de lo necesario. Lo más recomendable es verificar la presión del aire de las llantas de manera periódica e inflarlos acuerdo a las indicaciones técnicas”, dijo Cruz. 
  • Realizar el balanceo y alineación de llantas de manera periódica: La falta de balanceo y alineación de las ruedas producen el desgaste irregular de las mismas. Esto exige de más potencia al vehículo para desplazarse, lo que genera mayor consumo del combustible. Además, esto daña a las llantas y genera un gasto adicional.
  • Verificar el nivel de resistencia de la banda de rodamiento: La resistencia de la banda de rodamiento tiene que ver con la relación que existe entre la energía que usa el vehículo durante su desplazamiento y los factores externos que dificultan el movimiento. En este proceso, intervienen varios factores como la resistencia aerodinámica, el peso, la estructura y la forma de la banda de rodamiento, el microdeslizamiento y el nivel de presión. Es importante que los neumáticos garanticen una eficiencia de combustible, así como frenado y adherencia sobre el pavimento mojado para tener una menor resistencia de la banda de rodamiento.
  • Estructura del neumático y el límite de carga permitida: Cuanto más liviano es un vehículo, requiere menor esfuerzo para el desplazamiento, lo que genera un menor consumo de combustible. Esta lógica también aplica en las llantas, su estructura determina el peso y por ende la exigencia que demandará del motor. De igual manera, cada llanta tiene una capacidad de peso de carga, la cual debe ser respetada para evitar sobreesfuerzo del vehículo.
  • Ojo con la medida: El tamaño de la llanta también influye en el consumo de gasolina. Generalmente, por temas estéticos se colocan neumáticos con mayor ancho y altura. Este tipo de cambios también generan mayor esfuerzo para el desplazamiento lo que se traduce en mayor consumo de combustible.

Lo último

Más funcionarios de Gobierno aparecen en el caso Danubio

Quito, 10 ago (La Calle). - La Comisión de Fiscalización de la Asamblea Nacional encontró más nombres de ciudadanos relacionados a funcionarios del Gobierno...