«Linda Guamán trabaja en la Secretaría pero no significa que esté implicada en actos corruptos», dice abogada

Quito 28 de abr (La Calle).- María Dolores Miño, abogada de Linda Guamán, manifestó que a pesar de que la científica el laborar en la Secretaría de Salud como coordinadora técnica no significa necesariamente que esté implicada en el delito de peculado del que se le acusa.

El pasado lunes 26 de abril, la Fiscalía emitió dictámenes acusatorios en contra de 11 de los 14 procesados en los que se menciona a Ximena Abarca y Linda Guamán.

«Guamán no tenía ningún tipo de facultad para la terminación de ningún contrato. No todas las personas que trabajan en un ente están necesariamente implicadas en un acto de corrupción. Es necesario tomar en cuenta las funciones y autoridad. Las autoridades le acusan a nuestra defendida de peculado cuando no tenía que ver con lo que le competía a ella», dijo durante una entrevista para Radio La Calle.

La abogada insistió en la inocencia de su clienta. Sobre la terminación del contrato, dice la abogada, se rigieron expresamente a lo que dictaba la Ley Humanitaria. En el artículo se expresa que no se pueden terminar esos convenios cuando existan valores pendientes de pago y peor por el modelo de mutuo acuerdo.

«Las pruebas RT Lamp si son PCR»

El fiscal Alberto Santillán indicó que el Alcalde Jorge Yunda, principal acusado, mediante comunicación con la secretaria de Salud, Ximena Abarca y la coordinadora técnica de la Secretaría Linda Guamán conoció que las pruebas entregadas por la empresa no eran PCR sino RT Lamp. De acuerdo con su posición estos requerimientos no cumplían con las especificaciones técnicas determinadas en el contrato.

La abogada, por su parte, manifestó que la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa) determinó que las pruebas RT Lamp si logran su cometido; detectar el virus con la reacción en cadena de polimerasa.

«En los medios se ha popularizado que la prueba RT lamp no es PCR que significa reacción en cadena de polimerasa. Hay algo que se debe aclarar: estas pruebas detectan la enfermedad con polimerasa y lo hace con variación de temperatura, es decir que también son PCR», señaló.

Con respecto al teléfono incautado del hijo del Alcalde, Sebastián Yunda, que contiene chats de WhatsApp y mensajes de Twitter intercambiados con funcionarios de la Alcaldía, la abogada manifestó que no hay prueba suficiente. «Lo que dice Sebastián Yunda no tiene peso en este caso. Los chismes no deben tener peso dentro de un juicio político no lo que se diga en un chat», concluyó.

Lo último