Quito, 08 ago (La Calle). – Miles de ciudadanos libaneses se apostaron en los exteriores del Parlamento en Beirut para protestar en contra del Gobierno de Michel Aoun. Las acciones las realizaron debido a las explosiones suscitadas el pasado 4 de agosto en el puerto de esta ciudad, informaron medios internacionales.

La Policía inundó de gas lacrimógeno los espacios por donde los manifestantes trataban de ingresar al Parlamento, rompiendo barricadas y sin ánimos de retirarse. Otro grupo de protestantes se tomó el Ministerio de Exteriores.

La Cruz Roja libanesa registró 130 personas heridas, de las cuales 28 fueron trasladadas a hospitales. La Policía habría disparado balas supuestamente de goma.

Los manifestantes alzaron su voz con consignas como «El pueblo pide la caída del régimen», «revolución» y «váyanse, todos son asesinos», según información de la Agencia Reuters.

El pasado martes 4 de agosto una cadena de explosiones afectaron varios kilómetros de distancia en Beirut, dejando sin hogar a más de 300.000 personas. Las autoridades libanesas estiman la pérdina de miles de millones de dólares, un gran déficit en la economía del país.

La causa del desastre fue un almacenamiento de 2.750 toneladas de nitrato de amonio (material altamente explosivo} que se encontraba en el puerto de Beirut desde el 2014.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *