Estudiantes por internet en casa

Quito, 12 sep (La Calle).- Es una tarjeta tipo chip de celular creada para otorgar internet a sus usuarios. Su fabricación está financiada por los recursos del Estado pero para los estudiantes que deseen adquirirla, el Ministerio de Telecomunicaciones (MinTel) las venderá en USD 5,59. Así lo celebró el presidente Lenín Moreno, olvidando que en el país la educación es totalmente gratuita.

Cifras del INEC

De acuerdo a las cifras presentadas en enero de 2020 por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), el país registra el 8,9% de la población en pobreza extrema. Es decir, más de 1’500.000 personas perciben tan solo USD 1,60 a diario para sobrevivir.

Así, costear la tarjeta creada con fondos públicos, les significaría destinar los ingresos de casi cuatro días. Deberían dejar de lado su alimentación, vivienda y otros gastos necesarios solamente para acceder a internet y tener posibilidad de educar a los niños. Sin contar con el costo de la luz, materiales de aprendizaje y demás insumos para la educación.

El chip educativo

Según Andrés Michelena, titular del MinTel, la tarjeta es prepago y será destinado a más de 4 millones de estudiantes. Pero además, anuncio la creación futura de 2.000 puntos WiFi para sectores que aún no cuentan con internet.

De acuerdo a los pronósticos, los accesos a WiFi buscarán guiarse en dos aspectos. El primero que será completamente gratuito para los ciudadanos. Y el segundo que está considerado en el plan «internet del barrio» que ofrecerá conectividad a un costo menor.

Ecuador Digital en la gestión de Moreno

Una de las grandes apuestas para mitigar la brecha digital en la sociedad viene de la mano del plan «Ecuador Digital». Proyecto que está a cargo del MinTel y que busca llegar a más sitios que aún no cuentan con conectividad.

Según las cifras que maneja Michelena, en el país existen 379 parroquias que no cuentan con servicio de internet. Ahora, con la gestión de «Ecuador Digital», el MinTel logró cubrir de conectividad a 120 de ellas.

Es decir, en más de tres años -de los cuatro- de mandato de Lenín Moreno, esta iniciativa no llegó a cubrir ni la mitad de las parroquias que no cuentan con el servicio. Una deuda más pendiente de las tantas del gobierno de Moreno.

Ello, sin contar que es el actual gobierno el que cerró los infocentros que permitían llegar con conectividad a la población que no cuenta con este beneficio. Según las primeras cifras, esta sola decisión afectó a 4,2 millones de personas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *