– Publicidad –spot_img

Lasso estuvo preparado para dirigir el Banco de Guayaquil, no el Estado Ecuatoriano

Pamela Benalcázar Villaba

Quito 23 mar (La Calle).-«Existen varias voces que critican la postura inicial de algunos dirigentes de trabajadores que mostraban su apoyo y favoritismo a Lasso, José Villavicencio no se ha vendido a ningún gobierno de turno, eso sí se los aseguro”, respondió el Presidente de la Unión General de Trabajadores en una entrevista en Radio La Calle.

Ante la crítica situación de los trabajadores del Ecuador, varias organizaciones sindicales liderados por el Frente Unitario de Trabajadores esperan reunirse hoy a las 16:00 en la caja del Seguro Social para plantearle al gobierno nuevas alternativas que favorezcan al sector.

Villavicencio argumentó que el gremio plantea la elaboración de un nuevo Código Laboral partiendo de tres bases: principio de la progresividad de los derechos, concepción del trabajo como un deber social y fundamentalmente combatir la desigualdad social.

“El gobierno debería preocuparse por su misma sombra, no si hacemos movilizaciones”, dijo el dirigente

El gobierno en vez de dar respuesta a la motivación de las protestas sociales las ha criminalizado la lucha, “pero le vamos a demostrar al país de que nosotros tenemos una propuesta para que no siga satanizándoles a los trabajadores y a dirigentes sindicales” dijo.

Recalcó que las mujeres serán uno de los pilares fundamentales en estas movilizaciones. «Lasso ha ignorado la enorme desigualdad de condiciones y explotación en la que la mujer se desarrolla en la esfera laboral», dijo.

“Lasso estuvo preparado para dirigir el Banco de Guayaquil, no el Estado Ecuatoriano”

Villavicencio, inició su entrevista recordándole al gobierno que debe preocuparse por las necesidades más elementales del país: salud, empleo, seguridad y educación.

Ejemplificó que con la venta del Banco del Pacífico o el planteamiento de la Ley de Inversión la situación empeora para la clase obrera del país, pues detrás del discurso de promover las alianzas público – privadas, se despedirán a cientos de empleados, además se pretende privatizar la salud, educación, sostuvo en la entrevista. “Vender las instituciones del estado no va a general empleo”, cuestionó.

“Esta ley lo que busca, presidente Lasso, no es generar empleo, sino seguir favoreciendo a sus amigos: a la banca, a los grandes grupos económicos de este país”, dijo enérgico al referirse a la catalogada «Ley de Privatización».

Aseveró que si Lasso deseara generar empleo incentivaría, a través de políticas públicas promover el agro, la pequeña y mediana industria y el turismo. En este último Lasso tiene una deuda pendiente con la seguridad y la situación carcelaria.

Lo último