El líder de CREO, Guillermo Lasso. Fuente: Perfil Guillermo Lasso Facebook.

Omar Jaén Lynch / Periodista y docente universitario

Hoy, jueves 31 de diciembre de 2020, arranca oficialmente la campaña electoral en Ecuador. Sí, esta noche mientras usted esté quemando un monigote, muy probablemente, en algún lugar del país, un candidato inicie con sus actividades proselitistas.

Ecuador prende motores de cara al domingo 7 de febrero cuando se elija al nuevo presidente, vicepresidente, asambleístas nacionales, legisladores provinciales y parlamentarios andinos.

Pareciera que fue ayer cuando cerró el proceso de inscripción de candidatos. En realidad ocurrió hace más de dos meses, pero desde ese 7 de octubre todo se aclaró.

El primer paso fue cuando el Consejo Nacional Electoral (CNE) bloqueó la candidatura de Centro Democrático (Andrés Arauz y Carlos Rabascall). Fue un tira y afloja en donde hubo mucha opinión y poca legalidad.

Cómo olvidar ese miércoles 6 de octubre cuando “Don Alfonso” salió en horario estelar a amenazar al país con jubilarse de la televisión si se aceptaba el binomio del correísmo. Ecuador contuvo la respiración al pensar en su futuro sin su propia Mirtha Legrand en pantalla.

Tampoco se podrá obviar el trabajo de abogados, medios privados, medios públicos y cámaras de comercio que se unieron, cual equipo de nado sincronizado, para recordarle al país que más allá de las leyes, lo importante era impedir que regrese la “dictadura”.

El CNE cumplió con su trabajo al pie de la letra, tanto así que para no resultar muy obvios también le dieron de baja a la candidatura de Yaku Pérez. En realidad, el exprefecto tomó bien la noticia porque, al igual que en 2017, recordó que “es preferible que gane un banquero a una dictadura”.

Otros héroes fueron Larrea, Montúfar, Celi, Machuca, Almeida, Correa (el bueno) y Carrasco que no inscribieron sus candidaturas por el bien del país. De último momento, Gutiérrez tampoco se animó por motivos de salud, según informó Ecuavisa en exclusiva.

Así, desde hoy, arranca una campaña con pocos candidatos como siempre debió ser. Estarán Guillermo Lasso, Isidro Romero, Juan Fernando Velasco y Ximena Peña. Los tres últimos no tendrán chance alguna, según informó Teleamazonas, por lo que los obviaremos y nos concentraremos en el gran favorito.

Antes de continuar, vale recordar que el CNE -tras eliminar a tanto binomio– decidió que la imagen de Lasso esté dos veces en la papeleta: Habrá un Lasso A y un Lasso B. El electorado deberá contar con que el Lasso A representa al Guillermo Lasso del pasado y el Lasso B es el Guillermo Lasso del presente.

¿Qué dicen los analistas?

Analistas consideran que esto puede ser perjudicial, porque si el electorado empieza a analizar su voto por cualquiera de los Lasso puede haber problemas. Así, si optan por el Lasso A podrían venir recuerdos del feriado bancario, del gobierno de Jamil Mahuad o de vínculos con empresas offshore. Mientras que si se piensa en el Lasso B vendrían inmediatamente imágenes del cogobierno con Lenín Moreno o de la defensa a ultranza de las gestiones de María Paula Romo y Richard Martínez.

Ante este escenario, los mismos abogados, medios y cámaras de comercio que presionaron en septiembre y octubre pasados, exigen al CNE que recule y solo ponga una foto de Guillermo en la papeleta, de ser posible en solitario en la parte superior, mientras que sus rivales estén abajo, sin foto y con un tamaño de letra menor. Según informó Diario El Universo, esta exigencia será analizada de inmediato por el CNE en sesión extraordinaria el viernes 1 de enero de 2021, a las 10:00.

Ecuador se prepara para elegir a un nuevo presidente y esperemos que esta vez la gente lo haga bien, como lo demandó “Don Alfonso” allá en septiembre tras el glorioso fallo del Caso Sobornos. Cuidado y el nulo arruina el rescate de la Patria.

*Artículo tomado de Diario El Telegraph*

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *