Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Las travesuras tributarias de Andy Castillo, candidato a la prefectura de Pichincha

Quito, 03 de septiembre de 2022; Las travesuras de Andy: candidato a la prefectura de Pichincha no paga impuestos. No es solamente es un titular, es una frase que describe la crisis política que vice el Ecuador.

Andres Felipe Castillo Maldonado busca la prefectura de Pichincha con un discurso «potente» sobre valores como la honestidad y la ética. Sin embargo, «Andy», que se identifica con el concepto de «quiteño de bien», no ha pagado impuesto desde 2017, es más, desde 2018 NO presenta sus declaraciones, algo que es una obligación fundamental para poderse tildar como «quiteño de bien».

Castillo, un torero amateur que ha basado su campaña en atacar a la actual Prefecta de Pichincha Paola Pabón por el tema del mural que fue pintado por Pavel Égüez en el edificio de la prefectura en el centro de Quito, insistimos: NO paga sus impuestos (ver imagen).

Tomada desde el portal del SRI (https://srienlinea.sri.gob.ec/sri-en-linea/SriRucWeb/ConsultaRuc/Consultas/consultaRuc)

Al parecer y según el repetido guion: «todo es culpa de Correa», «Andy» hasta 2016 pagó impuestos pero desde que Moreno asumió el poder no cumpleo, perdon, pero le vale y ni declara.

Pero «Andy» no solo hace esa travesura, también es un poco «mentirosillo», resulta que se hace pasar por Máster en Estudios Políticos Aplicados. No obstante Radio La Calle pudo investigar en el portal de consulta de títulos de la SENESCYT y solamente registra un tercer nivel con una duplicación un tanto extraña.

blank
Tomada de LinkedIn desde www.linkedin.com
blank
Tomada de la consulta en la https://www.senescyt.gob.ec/consulta-titulos-web/faces/vista/consulta/consulta.xhtml

Nos preguntamos si es honesto buscar una dignidad pública cuando no se ha pagado impuestos ni presentado declaraciones alEestado y cuando se mantiene un discurso de una moral pulcra en redes sociales y ante la opinión pública cuando en distan mucho de la realidad. Parece que el arquetipo «quiteño de bien» comparte esta doble moral y está atada a una corriente política empapada de un discurso de odio.

Lo último