«Las elecciones de Lasso para su gabinete no son una sorpresa», dice analista |Entrevista

Quito, 09 may (La Calle).- Los nombres para el gabinete de Guillermo Lasso configuran su esquema de gobierno con una fuerte ideología neoliberal. En esta entrevista, le preguntamos a la analista política y catedrática, Caroline Ávila sobre el mapa político del nuevo gobierno.

 ¿Qué nos dicen los nombres de Fernando Donoso y Simón Cueva en el gabinete de Guillermo Lasso?

Para quienes manejamos el proceso electoral a partir del filtro ideológico no hay ninguna sorpresa. Para la opinión pública en algunos sectores pude ser sorpresivo. Son nombres que dialogan con la propuesta neoliberal del presidente electo que no tiene nada que reformar en los convenios con el FMI, seguirá el camino marcado por su antecesor.

Con esta premisa podemos decir que estos nombres especialmente los de Defensa y Economía. También Rivadeneira en la Senescyt están en sintonía con el modelo neoliberal. Lo que sí es sorpresivo es que no sean personalidades fuertes, de presencia política. En este primer gabinete se dio más peso a lo técnico que a lo político.

¿Este gobierno deja el camino trazado para lo que viene con el presidente Lasso?

Eso se nota enseguida, por ejemplo, en la llamada Ley de Defensa de la Dolarización. En la segunda vuelta parecía que el correísmo todavía tenía una oportunidad de impedir que pase la ley, sobre todo porque Andrés Arauz se oponía firmemente. El momento en que la ciudadanía aceptó la propuesta de Guillermo Lasso, la Asamblea lee bien ese contexto y decide dar paso.

La nueva Asamblea  que se posesiona en una semana ya está configurada de otra forma. Ahora el correísmo es la primera fuerza, pero hay expectativa por las alianzas, porque no logran la mayoría y deben ceder y ponerse de acuerdo. Espero que sea sobre programas y no sobre sillones.

¿Dónde se encuentra el peso político para este nuevo gobierno?

Existe un contrapeso. En las fuerzas políticas existe una fuerte presencia de los medios. Generalmente, Ecuador, a excepción de pocos medios tradicionales y algunos medios digitales, es proclive al status quo. En este instante, con un gobierno liberal, lo más probable es que el coro de medios tradicionales que acostumbramos escuchar los últimos cuatros años se mantendrá en el mismo sentido.

Siempre un medio crítico es saludable para la salud democrática de una sociedad. En Ecuador no ha existido eso en mucho tiempo porque los medios han sido captados por uno u otro poder. Los periodistas también tienen esta presión. Habrá que ver lo qué pasa en los primeros 100 días, qué cobertura le dan los medios.

¿Cómo analizar el silencio de Lasso frente a lo que sucede en Colombia?

Creo que lo que hace Guillermo Lasso es jugar con un manual. Entre el Grupo de Puebla y el Grupo de Lima, elegirá éste último. El grupo de derecha no tiene activismo, normalmente tiene fondos, tiene bunkers de pensamiento, pero no tiene la calle, a diferencia de los grupos de izquierda .

Hay una suerte de preocupación sobre la incursión de otros gobiernos en los levantamientos sociales de un país. Así como fue sospechoso el discurso de Lenín Moreno en octubre de 2019 que rozó la paranoia. Este mismo discurso se da en Colombia. Parece que buscan organizarse para repeler a los gobierno de corte progresista.

En ese escenario geopolítico entra un nuevo gobierno ecuatoriano al que no le interesa meterse en esa conversación, porque no es prioritario. Para Lasso es importante la vacunación, sacar al país en el ámbito económico. Dado que necesita los aliados internacionales para su proyecto liberal, no estaría bien visto si se pelea con Estados Unidos o la Unión Europea. Ese silencio cómplice es absolutamente coherente con su proyecto político.

- Publicidad-

LO ÚLTIMO