Publicidad spot_img spot_img

Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Publicidad spot_img

La música durante Pinochet: de la trova al rock

Quito, 11 sept (La Calle).- El 11 de septiembre de 1973 empezó una etapa dolorosa para Chile. Una dictadura de 16 años y medio que dinamitó toda expresión contraria a lo actuado por el gobierno militar encabezado por Augusto Pinochet. El arte chileno y sus representantes debieron entonces idear maneras de eludir la represión. Algunos no lo lograron y su voz se apagó para siempre.

Te recuerdo Amanda
La calle mojada
Corriendo a la fábrica
Donde trabajaba Manuel
La sonrisa ancha
La lluvia en el pelo
No importaba nada
Ibas a encontrarte con él
Con él, con él, con él, con él, con él
Te recuerdo Amanda - Víctor Jara

Tuvieron que pasar 50 años para que los asesinos del cantautor chileno Víctor Jara tuvieran una sentencia en firme y fueran a la prisión. Sus edades oscilan entre los 76 y 82 años. Víctor no logró llegar allí, sólo tenía 41 años cuando lo encerraron, golpearon, torturaron y asesinaron en el Estadio Chile. Tras el golpe, la dictadura prohibió la circulación y el consumo de cantautores considerado como comunistas, es decir, los representantes de la nueva canción chilena. Víctor Jara, Violeta Parra y Quilapayún están en una lista negra, prohibidos en la radio y también prohibido era distribuir sus discos.

Esto no solo limitó el acceso a la cultura sino la manera de ser de la juventud chilena que había creado sus formas alrededor de la música folklórica, la moda, la educación, una sexualidad más abierta y hasta la manera de llevar el cabello y la barba. Características que en la dictadura pinochetista estaban restringidas.

La nueva voz en los 80

Con la represión y las limitaciones apareció la respuesta a las acciones del gobierno. Una ola de bandas chilenas aparecieron en el escenario de los años 80 pregonando su inconformidad por los preceptos de la dictadura chilena.

Sangre latina necesita el mundo,
Roja furiosa y adolescente
Sangre latina necesita el planeta
Adiós barreras! Adiós setentas!
Ya viene la fuerza la voz de los ochenta
En plena edad del plástico
Seremos fuerza, seremos cambio

La voz de los 80 (1984)

Uno de esos grupos es Los Prisioneros, quienes en esta canción de 1984 y con el pop/ rock apelan a la figura del cambio de época y llaman a los jóvenes a despertarse y poner en práctica la fuerza del cambio.

Yo no me trago más tus verdades
tus morales y tu tradición.
Si el mundo de hoy es tu legado
yo no quiero ser tu empleado.
No quiero estar en tu sucia guerra
ni militar ni militante

Dulce decepción (1985)

Por otra parte, Aparato raro usó el new wave para contar lo que pasaba en su país en una crítica contra los militares golpistas, pero también contra los militantes opositores que mostraban una disconformidad de la juventud con la forma cómo se hacían las cosas.

Otro grupo que surgió en esa década fueron los Pinochet boys, una sátira en referencia a la generación juvenil que tuvo que crecer en dictatura. “Para cualquiera que haya estado haciendo música en los años ochenta era difícil no ser punk, con tanta represión encima”, dijo en una entrevista Iván Conejeros, fundador del grupo.

“Esto es Pinochet, Pinochet Boys
Esto es Pinochet, Pinochet Boys
Dictadura musical, nadie puede parar de bailar,
Música del general, música del general
¡Hijo de puta!

Música del general (1984)

La precarización de la vida

Las letras del nuevo pop chileno no solo atacaban a la represión, también cuestionaban el feroz plan neoliberal que lideraba Pinochet y cómo la brecha entre clases se recrudeció aún más.

Como puedes ver, las vitrinas están llenas de cosas que comprar (Que comprar)
En sus autos la gente va feliz a trabajar (A trabajar)
No hay problemas ni necesidad, este lugar es
Ideal (¡Para vivir lo mejor!)

Lo estamos pasando muy bien (1987)

Con el uso de la ironía, Los Prisioneros en canciones como Lo estamos pasando muy bien o Muevan las industrias, relataban estos abusos. Un sistema permitía a las personas de clase media-alta y alta darse lujos materiales sin importar que el país estuviera sumido en una crisis de represión que afectaba directamente a sectores vulnerables. A ello se suman las nulas oportunidades que Pinochet dejó para acceder a la Universidad. La educación superior fue gratuita hasta 1981 cuando el régimen decidió permitir la aparición de más universidades privadas y bajar el aporte estatal a las públicas. Esto se escucha en la canción de El baile de los que sobran.

Nos dijeron cuando chicos
Jueguen a estudiar
Los hombres son hermanos y juntos deben trabajar
Oías los consejos
Los ojos en el profesor
Había tanto sol
Sobre las cabezas
Y no fue tan verdad, porque esos juegos al final
Terminaron para otros con laureles y futuro
Y dejaron a mis amigos pateando piedras

El baile de los que sobran (1986)

Las expresiones que criticaban a la dictadura y al modelo de vida impuesto a los chilenos dentro de la música siempre se escribieron de manera irónica, metafórica o sin ser demasiado obvias en sus pronunciamientos. Fue una de las estrategias del Nuevo Pop Chileno para evitar la censura a la que se encontraban sometidos por parte del gobierno. (MIB)

Publicidad