Ministra de salud podría enfrentar juicio político, no compareció sobre el caso Furukawa

Quito, 27 de jul (La Calle).- La ministra de Salud, Ximena Garzón, podría enfrentar un juicio político por no comparecer ante la Comisión Permanente de Garantías Constitucionales, de la Asamblea Nacional, por el caso Furukawa.

La funcionaria, en dos ocasiones, se excusó de asistir a las comparecencias e informar las acciones adoptadas, en el caso de los trabajadores de la empresa japonesa. Para ausentarse, Garzón alegó las actividades para manejar la crisis sanitaria por el coronavirus.

Ante las faltas de la ministra, los legisladores resolvieron aplicar los artículos 75 y 76 de la Ley Orgánica de la Función Legislativa. Estos artículos señalan que si el funcionario público no comparece, será causal de enjuiciamiento político.

A través de una misiva, Garzón indicó que el Ministerio cumplió con la sentencia impuesta. También que remitió informes sobre el caso y que, una vez controlado el problema de la nueva variante, asistirá a la Asamblea.

Sin embargo, varios legisladores, como Fernanda Astudillo, Fernando Cabascango, Mario Ruiz, entro otros, expresaron su malestar por el comportamiento de Garzón. Ante esta situación, proponen continuar con el debido proceso.

Ruiz aseveró que es obligación de la ministra comparecer no solo por el caso Furukawa, sino también por el proceso de vacunación.

Furukawa es un caso de esclavitud moderna, en el que la empresa fue condenada por esclavizar a 123 agricultores. En esta plantación, los abacaleros laboraban más de 10 horas al día, en condiciones infrahumanas de hacinamiento, sin protecciones para la maquinaria agrícola, sin agua potable, luz ni saneamiento.

Además de lesiones en las extremidades, todos los agricultores sufrían alguna enfermedad crónica, infecciones en la piel o enfermedades respiratorias. Incluso, muchos niños fueron obligados a trabajar desde muy temprana edad.

Lo último