La «megaley» de Lasso será un refrito de las cartas de intención firmadas con el FMI

Quito, 23 sept (La Calle).-El Proyecto de Ley de Oportunidades que los canales de televisión anuncian con bombos y platillos es más antigua de lo que pregonan.

Con seguridad, la “megaley” partirá de la Carta de Intención firmada entre el país y el Fondo Monetario Internacional.

Esa información ya ha sido analizada. El economista Pablo Dávalos, por ejemplo, la ha desglosado con una perspectiva crítica en su blog.

El eje de la “megaley” será una reforma laboral que apunte hacia un régimen de flexibilización laboral y una reducción del gasto corriente en la nómina estatal con reducción de salarios públicos.

Adicionalmente, se buscaría alcanzar una reforma integral del sistema de pensiones hasta llegar a “un sistema híbrido”.

Aspectos tributarios

Se plantearán reformas fiscales pendientes, como recortes en el gasto público en el orden de 0,6%, del producto interno bruto en la masa salarial.

El FMI considera que la estructura fiscal en el Ecuador tiene bajos niveles impositivos, por esa razón, se buscará pasar la base imponible del impuesto a la renta de 11.315 USD a 3.600 USD.  

Se eliminarán exenciones como las de la décimo tercera y décimo cuarta remuneración, para el cálculo de la base imponible.

No se incrementará el IVA pero sí se eliminarán las exenciones tributarias a adultos mayores.

“El Gobierno tiene una hoja de ruta”, dijo el viceministro de Gobierno, Homero Castanier en un noticiero radial.

“Presentaremos este proyecto, como ley económica urgente, es decir, la Asamblea tiene 30 días para su trámite”.

Lo último