La lucha olímpica en crisis y los dirigentes felices

Quito, 13 oct (La Calle).- La luchadora olímpica Luisa Valverde, quien ganó un diploma en los Juegos Olímpicos Tokio 2020+1 y quedó 5ta en el Mundial de Lucha Senior, realizado en Oslo-Noruega, junto con su compañero y campeón panamericano en el mismo deporte, Andrés Montaño, anunciaron un posible retiro por la actual situación de la Federación Ecuatoriana de Lucha Amateur (FELA) tras elecciones supuestamente irregulares de la directiva, la cual no tiene reconocimiento internacional.

La tarde del lunes 11 de octubre, Luisa Valverde anunció su posible retiro de la Lucha Olímpica, debido a la inconformidad por las irregularidades que actualmente está atravesando la FELA que, a decir del Comité Olímpico Ecuatoriano, no participó en las elecciones pasadas y no es reconocida por la Federación Internacional. Esto, debido a denuncias y a unas elecciones -según Valverde- “mal hechas”, algo que todavía no tiene respuesta de ninguna autoridad.

blank
Luisa Valverde preparándose para la competencia.

Lo grave del asunto no solo radica en los problemas dirigenciales y electorales de la FELA, sino que, como ella, también se plantea el retiro del varias veces campeón panamericano Andrés Montaño.

“El tema es muy delicado. El 29 de agosto, luego de los Olímpicos, fueron las elecciones de la nueva directiva de la Federación Ecuatoriana de Lucha (FELA). Los deportistas no supimos cómo ni cuándo fueron. nos dimos cuenta que habían escogido a Lucía (Yépez) como miembro y representante de nosotros; cuando ella recién el día de las elecciones se enteró del tema”.

Luisa Valverde, luchadora olímpica categoría 53Kg.

La luchadora asegura que la nueva directiva y la saliente están relacionadas y que la última fue electa de manera “no correcta”.

“Deportistas de alto rendimiento como Jaqueline Mollocana, Génesis Reasco, Mauricio Sánchez, Andrés Montaño y yo generamos una denuncia para pedir explicaciones por las elecciones. No convocaron a varios clubes. Además pusieron a un chico de alto rendimiento en el club del presidente electo; pero ni el mismo deportista sabía que lo habían metido en eso”.

Luisa Valverde, diploma olímpico en la disciplina de lucha.

El funcionario al que se refiere Valverde es Randy Rafael Quevedo, quien ganó las cuestionadas elecciones. Luisa, manifiesta que a su regreso de Noruega se enteró que ya no solo existía la denuncia de Lucas Navarrete, quien fue escuchado por la Confederación Panamericana y que a su vez elevó el problema a la Internacional que decidió quitarle el reconocimiento a la Ecuatoriana, sino que ya habían 4 denuncias más de otros deportistas que también habían sido adjudicados a otros clubes que no pertenecían.

DENUNCIAS DE IRREGULARIDADES EN LA SELECCIÓN DE LA DIRECTIVA DE LA FELA

Usaron su imagen, sus firmas y su documentación para las elecciones y ellos ni por enterados. A algunos de los luchadores que no nos notificaron de las elecciones. Nos pusimos a averiguar la dirección de los clubes y acudimos a ellos; pero no eran”, acotó.

De acuerdo con los registros, el anterior directorio era encabezado por Johnny Zambrano, quien cumplió en el cargo 8 años, período máximo de gestión y que le impedía a una segunda reelección. De ahí entra Quevedo, quien defiende el proceso en el que fue elegido.

A decir de Luisa, al no contar con el reconocimiento internacional, el siguiente paso es la intervención por parte del organismo estatal, en este caso es el Ministerio del Deporte, pero nada sucede aún.

“Desde que llegué de Oslo no he tenido la oportunidad de hablar con Sebastián Palacios (ministro del deporte), pero se supone que de esta situación ya tienen conocimiento la cartera de estado y el Comité Olímpico Ecuatoriano (COE). Ya hay causales, denuncias, elecciones mal hechas, nepotismo… El Ministerio es quien debe entrar a intervenir, pero no sabemos por qué no lo hace”. precisó.

Luisa Valverde, 5to lugar en el Mundial de Lucha Olímpica

EL DESCONTENTO DE LOS DEPORTISTAS CONTINÚA

Valverde reveló que en el Mundial Sénior de Noruega se incrementó su descontento con la gestión de su disciplina. “Me enteré que la Federación Internacional me había dado una beca para participar precisamente en ese torneo, y yo ni por enterada… Viajé por inversión del Ministerio del Deporte, pero conmigo la Federación Ecuatoriana actual mandó un entrenador que solo era compañía, porque mi entrenador no era. Él no estuvo desde el día 1 en que comencé el concentrado. Incluso, en una de las peleas del Mundial, él se puso en una de mis esquinas y no reclamó 4 puntos. El señor estaba perdido”, puntualizó.

LA NUEVA DIRECTIVA SEÑALA DIRECTO AL COE

Randy Quevedo, presidente electo de la Federación Ecuatoriana de Lucha el 29 de agosto pasado, y sobre cuya designación recaen las denuncias de “irregularidades”, salió al frente de la problemática.

A pesar de lo dicho por Valverde y por el mismo COE, que no lo tomó en cuenta en la elección del nuevo directorio el 4 de septiembre por no tener reconocimiento internacionalQuevedo contradice que la entidad está “debidamente reconocida y afiliada a la Federación Internacional de Lucha”.

“La razón por la cual la Federación Internacional no emite una nota de reconocimiento a la nueva directiva de la FELA, se resume en un dato sencillo: el COE guarda silencio acerca del pedido de la Federación Ecuatoriana de Lucha de reconocimiento de la nueva directiva. La Internacional solo necesita que el COE diga que acepta la directiva recientemente electa y ‘problemática’ solucionada”, precisó Quevedo.

El dirigente se muestra crítico y añade que “es bastante extraño e incompresible que el Comité Olímpico ni siquiera conteste los pedidos formulados por la FELA al respecto, cuando en otros años lo ha venido emitiendo regularmente los reconocimientos respectivos”.

Con respecto a los deportistas, Quevedo asegura que “todos han sido atendidos conforme a la planificación aprobada por la Secretaría del Deporte, hoy Ministerio del ramo…”, se defiende.

Finalmente, sobre quejas de deportistas solo informa del “acto de indisciplina, como el cometido por Andrés Montaño, quien simplemente abandonó un concentrado y no viajó a un Mundial”. Quevedo se refiere al mundial de Oslo, en el que participó Valverde.

Fuente: El Expreso

Lo último