Publicidad spot_img spot_img

Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Publicidad spot_img

La justicia argentina condenó a dos sacerdotes y un jardinero por abuso sexual a niños sordos

Quito, 25 nov (La Calle). – Este lunes, los sacerdotes Nicola Bruno Corradi Soliman y Horacio Hugo Corbacho Blanck, así como Armando Ramón Gómez Bravo recibieron la sentencia de 42, 45 y 18 años respectivamente, por abusar sexualmente de dos niños sordos en el Instituto Próvolo de la provincia de Mendoza, en Argentina.

En el dictamen, hubo agravantes por tratarse de “ministros de culto” y “responsables” del instituto donde se cometieron los delitos, además que las víctimas eran menores de edad, según informó RT. Fueron 25 hechos los encontrados en su contra y las denuncias planteadas llegaron por al menos 10 personas.

El juicio concluye después de casi 4 meses con la participación de 42 testigos.

Los antecedentes

El sacerdote Corradi Soliman, que actualmente tiene 83 años, también estuvo implicado en casos de corrupción de menores en La Plata, Argentina, e Italia y ya cumplía prisión domiciliaria.

Por su parte, Corbacho Blanck de 59 años y Gómez Bravo de 49 estaban detenidos en el Complejo Penitenciario Boulogne Sur Mer de Mendoza, esperando la sentencia.

Petición de penas

La Fiscalía, Inicialmente, solicitó 45 años de prision para los sacerdotes y 22 para el jardinero.

Este lunes, los sacerdotes Nicola Bruno Corradi Soliman y Horacio Hugo Corbacho Blanck, así como Armando Ramón Gómez Bravo recibieron la sentencia de 42, 45 y 18 años respectivamente, por abusar sexualmente de dos niños sordos en el Instituto Próvolo de la provincia de Mendoza, en Argentina.

En el dictamen, hubo agravantes por tratarse de “ministros de culto” y “responsables” del instituto donde se cometieron los delitos, además que las víctimas eran menores de edad, según informó RT. Fueron 25 hechos los encontrados en su contra y las denuncias planteadas llegaron por al menos 10 personas.

El juicio concluye después de casi 4 meses con la participación de 42 testigos.

Los antecedentes

El sacerdote Corradi Soliman, que actualmente tiene 83 años, también estuvo implicado en casos de corrupción de menores en La Plata, Argentina, e Italia y ya cumplía prisión domiciliaria.

Por su parte, Corbacho Blanck de 59 años y Gómez Bravo de 49 estaban detenidos en el Complejo Penitenciario Boulogne Sur Mer de Mendoza, esperando la sentencia.

Petición de penas

La Fiscalía, Inicialmente, solicitó 45 años de prision para los sacerdotes y 22 para el jardinero.

La ONG Xumek, en cambio, planteó 50 años para Corbacho, implicado en 16 delitos y 15 para los otros dos involucrados.

La ONG Xumek, en cambio, planteó 50 años para Corbacho, implicado en 16 delitos y 15 para los otros dos involucrados.

Publicidad