Publicidad spot_img spot_img

Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Publicidad spot_img

La electricidad importada le costará al Ecuador USD 400 millones

Quito, 05 ene (La Calle). – El ministro de Energía, Fernando Santos, manifestó que la hidroeléctricas atraviesan una situación difícil debido a la falta de lluvias en los últimos meses. Esta situación lleva al Ecuador a importar el 72 % de la energía con un gasto entre USD 300 millones y USD 400 millones.

La solución a este problema es solventada con la importación de energía desde Colombia. Esta alternativa impedirá los apagones en el país. Según el secretario de Estado, la falta de mantenimiento a las estaciones termoeléctricas también influye en la escasez de energía.

“Tenemos que traer energía de Colombia porque no hay generación eléctrica y las plantas no están funcionando bien”, resaltó en una entrevista para Teleamazonas.

La salida de Andrade de Celec

El motivo de la salida del exgerente de la Corporación Eléctrica del Ecuador, Nicolás Andrade serían las supuestas irregularidades en la gestión de la estatal eléctrica. La petición del ministro Santos se da luego de un informe emitido por la viceministra de Energía, Enith Carrión. En el documento, expuso varios retrasos en las obras de transmisión e indisponibilidades en varias centrales y unidades de generación eléctrica.

Según una fuente anónima al interior de la entidad, Andrade estaría amenazando a otros funcionarios con la caída de algunos contratos, si no recibe apoyo para quedarse. Entre las negociaciones de “última hora” estarían los mantenimientos a las termoeléctricas.

El panorama de las centrales hidroeléctricas

Actualmente, las ocho principales hidroeléctricas del país solo trabajan al 41 % de su capacidad. La producción promedio mensual “está por debajo del promedio y, en ciertos meses, cerca de los valores mínimos históricos “, según datos del Operador Nacional de Electricidad CENACE.

Por su parte, Santos anunció que en pocas semanas firmarán dos contratos para dos plantas de energía limpia. Una eólica en el cerro Villonaco, en Loja, que generará 100 megavatios y una gran planta solar, de 200 megavatios, donde debía ir la Refinería del Pacífico. “Es como tener una nueva planta hidroeléctrica, la mitad de lo que genera Coca Codo”, agregó. (A.G.M).

Publicidad