https://www.desdemitrinchera.com/wordpress/wp-content/uploads/2016/06/a42a2aa6c7440291c38ba9adc5892a56_XL.jpg
Flor Amada Paredes Rendón

No me cabe la menor duda que al tocar este tema de la «Década Ganada» me refiero indudablemente al antes y al después de nuestro maravilloso Ecuador durante el gobierno de un magnífico ser humano: El Ec. Rafael Correa Delgado.

Dejó huellas, por supuesto que las dejó, en quienes reconocemos no solo al ser humano, sino al Presidente que cambió para bien y desde diferentes perspectivas el Ecuador. Por mencionar unas cuantas, porque querer hacerlas con todas me faltaría espacio y tiempo: carreteras, gratuidad en educación, atención de primera en hospitales, atención a discapacitados, adultos mayores y atención rápida y oportuna a nuestros hermanos manabitas por el terremoto que dejó desgracias personales y materiales, pero que el gobierno de Rafael Correa y Jorge Glas atendieron muy oportuna y rápidamente.

Mega Obras

Se dio un giro y cambio muy importante, aunque si bien reconocido y agradecido por muchos, con una oposición agresiva que no reconoce nada y mas bien forjan situaciones y acusaciones que en muchos casos solo queda en eso, ¡acusaciones sin pruebas!

Fue una década de cambios y transformaciones. Mientras otros países están en conflictos, caos, etc., en el nuestro se entregaban obras como «Escuelas del Milenio»; hidroeléctricas; prioridad y trabajo a personas con discapacidad; entrega de hospitales con tecnología de punta; aumento y estabilidad de sueldos para las trabajadoras domésticas; Bono de Desarrollo Humano; aumento de sueldo a maestros; Universidad Yachay; estabilidad laboral; etc.

Repito, me faltaría muchísimo para nombrarlas todas, pero resalto las hidroeléctricas, porque gracias a ellas nos damos el lujo de exportar – vender energía, y no comprarla a barcazas que nos la vendían los dueños de ellas a precios exorbitantes.

Hidroeléctricas megaobras

Quiero por último resaltar el hecho de que se acabó la estampida de hermanos que huían de la crisis por el Feriado Bancario, producto del caos en el año 1999 que dejó a muchos sin un centavo, otros fallecidos y quienes salieron en busca de un futuro mejor para sus familias, desmembradas por esta situación y que hoy por hoy esto fue superado y muchos regresaron en busca de días mejores a su Patria, su familia y pedacito de terruño donde habitar con calidez y tranquilidad emocional.

Guillermo Lasso y el Feriado Bancario de 1999

Lee más artículos de opinión aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *