Publicidad spot_img spot_img

Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Publicidad spot_img

La Copa, una opción para la salud menstrual

Quito, 24 jun (La Calle).- Inventada en 1937 por la actriz estadounidense Leona Chalmers, la Copa menstrual es una opción poco conocida, pero muy útil para la salud menstrual.

Un Estudio de la revista Lancet Public Health con 3.300 mujeres y niñas de países ricos y pobres concluyó que las copas menstruales son tan fiables como los tampones o las toallas higiénicas.

A continuación resolvemos preguntas sobre este producto:

¿Cuánto cuestan?

Una copa cuesta entre US$18 y US$31, pero se reutiliza cada mes y dura hasta 10 años, lo que la convierte en una opción rentable a largo plazo.

¿De qué material están hechos?

Las copas menstruales están hechas de un material suave y flexible, como goma o silicona. Algunas viene con un aplicador para su fácil colocación.

¿Cómo funcionan?

Una vez que se insertan en la vagina, crean un sello de succión que impide la filtración de sangre. Recogen más sangre menstrual que los tampones o toallas sanitarias, pero se deben vaciar y lavar con regularidad.

¿Cuántos tipos hay?

Hay dos tipos principales: una copa vaginal con forma de campana que se sitúa en la parte baja de la vagina, y una copa cervical que se coloca más arriba, como un diafragma de anticoncepción.

¿Cúal es la copa que debo usar?

Lo primero es encontrar el tamaño que mejor se adapta a nuestro cuerpo. El tamaño no tiene que ver con que el flujo menstrual sea mayor o menor.

¿Cómo se coloca?

1.-Asegúrate de que la copa está limpia y seca antes de usarla.

2.-Ahora dobla la copa e introdúcela en el interior de la vagina.

3.-Al colocarla, la copa se desplegará y formará una zona segura a prueba de fugas.

4.-Para quitarla, tienes que apretar la parte inferior de la copa.

5.-Vacía el contenido en el inodoro y enjuague o limpie la copa.

6.-La recomendación es esterilizarla entre periodos.

Publicidad