Publicidad spot_img spot_img

Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Publicidad spot_img

Organizaciones feministas: la Asamblea tiene pendientes con víctimas de violencia sexual

Quito, 01 oct (La Calle).- Organizaciones feministas y de derechos humanos se pronunciaron a falta de tres meses para que la Asamblea Nacional apruebe una Ley favorable con la Interrupción voluntaria del embarazo en casos de violación.

Rocío Rosero, representante de la ‘Coalición Nacional de Mujeres del Ecuador‘, destacó durante una rueda de prensa: “queremos recordar las obligaciones que tienen los y las asambleístas. Después de la resolución de la Corte Constitucional, la obligación es aprobar una ley que responda a la realidad de víctimas y sobrevivientes de violencia sexual en el país”.

Citando a Rosero, desde el 2007, se inició un conjunto de demandas que luego se complementaron con el Código Integral Penal (COIP).

Ese proceso tiene como base la autonomía física de las mujeres para decidir sobre sus propios cuerpos. Este aspecto requiere un conjunto de obligaciones en materia de política pública de protección integral de derechos.

¿Qué características debe tener la Ley?

Las organizaciones exigen a la Asamblea una Ley que repare los derechos de las víctimas de violación y embarazo forzado; que sea interseccional con enfoque diferencial y pertinencia cultural y territorial.

La Ley, además, debe tener base en los más altos estándares de derechos humanos de las mujeres y niñas, sin ambigüedad en cuanto al trabajo que debe desempeñar el personal médico y de la salud.

Las mujeres pobres no tienen acceso a este derecho

“Las mujeres y niñas pobres no tienen la posibilidad de resolver sus problemas”, declaró Virginia Gómez de la Torre, representante de ‘Fundación Desafío‘.

En ese sentido, Gómez manifestó que el aborto en Ecuador tiene que ser parte de una propuesta integral que no responda solamente a los casos de violación, sino que se trabaje en la prevención y reparación integral en el sistema de salud.

“El movimiento de mujeres no puso las demandas porque nos gusta abortar o porque queremos que las mujeres aborten. Queremos que las mujeres accedan a un sistema de reparación integral”, señaló.

La activista fue clara al dirigirse hacia los grupos que están en contra de la despenalización del aborto; “no estamos planteando que el aborto soluciona la violación, eso es ridículo, es absurdo. El aborto empieza un proceso de reparación integral al que tienen derecho las víctimas porque la violación genera un daño, que es el embarazo que no quieren”, finalizó.

“Voces disidentes”

La Red Ecuatoriana de Fe también participó en la rueda de prensa. “Un compromiso cristiano es crear las condiciones para que las personas puedan vivir una vida plena, libre de violencia. Esto incluye la obligación ética de eliminar todas las formas de violencia contra mujeres y niñas”, expresó Pablo Villarroel, representante de ese grupo.

En Ecuador ¡Es Ley!

El pasado 28 de abril, con 7 votos a favor y 2 en contra, la Corte Constitucional (CC) aprobó la despenalización del aborto en casos de violación.

Los jueces de la CC declararon la inconstitucionalidad de los artículos 149 y 150 del Código Orgánico Integral Penal (COIP), que sancionaban el aborto por violación.

El 19 de agosto, el Consejo de Administración Legislativa (CAL) calificó el proyecto de Ley, presentado por la Defensoría del Pueblo. A la Asamblea Nacional le quedan tres meses para aprobar una Ley acorde a las necesidades demandadas.

Publicidad