Kintto Lucas

Quito 21 de sep (La Calle).- Kintto Lucas, candidato a la Asamblea Nacional por Centro Democrático, aseguró que en caso de que el Consejo Nacional Electoral (CNE) no permita la inscripción de Andrés Arauz y Carlos Rabascall, los ciudadanos saldrán a las calles para exigir su derecho a la participación.

“No se imaginaron que el correísmo tiene un voto duro y Andrés Arauz generó una simpatía. Entonces ven las encuestas y se dan cuenta que tienen que hacer fraude antes de las elecciones porque no podrán ganar. Frente a esto, nosotros vamos a seguir peleando políticamente y, si no nos queda otra, ir a las calles”, dijo en entrevista con Radio La Calle.

El también periodista considera que en los próximos meses habrá un escenario de movilizaciones en contra del Gobierno. “La democracia está coartada. Hay indignación de la ciudadanía, así que más allá de la pandemia saldremos a las calles porque no nos dejan otra posibilidad”, añadió.

Hacia una Asamblea Constituyente

En caso de ganar las elecciones, el político defiende la propuesta de Asamblea Constituyente para reinstitucionalizar el país. Kintto Lucas considera que actualmente existen salidas económicas propuestas por Andrés Arauz, pero no constituyentes.

Con respecto a la gestión del oficialismo, el candidato a asambleísta nacional señaló que el gobierno utilizó la pandemia para ejercitar un control social y, además, busca maneras de obstaculizar al movimiento Unión por la Esperanza (UNES) con la prohibición de la candidatura de Rafael Correa y la proscripción del partido.

“Estamos ante un problema político que persigue al progresismo y no solo se ve aquí si no en todos lados. Este es un Plan Cóndor con otras características. Vivimos constantemente en una persecución y hay una cuestión internacional de por medio”, concluyó.

El libro recomendado

Siempre que un entrevistado tiene como fondo una biblioteca, en Radio La Calle preguntamos qué está leyendo o cuál es la lectura recomendada para la audiencia del noticiero La Ventana.

El libro que recomienda Kintto Lucas es
El hambre, de Martín Caparrós.

Si usted se toma el trabajo de leer este libro, si usted se entusiasma y lo lee en –digamos– ocho horas, en ese lapso se habrán muerto de hambre unas ocho mil personas: son muchas ocho mil personas. Si usted no se toma ese trabajo esas personas se habrán muerto igual, pero usted tendrá la suerte de no haberse enterado.

O sea que, probablemente, usted prefiera no leer este libro. Yo creo que haría lo mismo. Es mejor, en general, no saber quiénes son, ni cómo ni por qué. (Pero usted sí leyó este breve párrafo en medio minuto; sepa que en ese tiempo sólo se murieron de hambre entre ocho y diez personas en el mundo. Respire aliviado.) M. C.

Conocemos el hambre, estamos acostumbrados al hambre: sentimos hambre dos, tres veces al día. No hay nada más frecuente, más constante, en nuestras vidas que el hambre y, al mismo tiempo, para muchos de nosotros, nada más lejano que el hambre verdadero.

Para entenderlo, para contarlo, Martín Caparrós viajó por la India, Bangladesh, Níger, Kenia, Sudán, Madagascar, Argentina, Estados Unidos, España. Allí encontró a quienes, por distintas razones –sequías, pobreza extrema, guerras, marginación–, sufren hambre.

El Hambre está hecho de sus historias, y las historias de quienes trabajan en condiciones muy precarias para paliarlo, y las de quienes especulan con los alimentos y hambrean a tanta gente. El Hambre intenta, sobre todo, descubrir los mecanismos que hacen que casi mil millones de personas no coman lo que necesitan.

¿Un producto ineludible del orden mundial? ¿El fruto de la pereza y el retraso? ¿Negocio de unos pocos? ¿Un problema en vías de solución? ¿El fracaso de una civilización?

El Hambre es un libro incómodo y apasionado, una crónica que piensa, un ensayo que cuenta, un panfleto que denuncia el apremio de una vergüenza sostenida e imagina formas de terminar con ella.

Puedes descargar El Hambre, de Martín Caparrós en este enlace.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *