Publicidad spot_img spot_img

Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Publicidad spot_img

Jefe de Policía intenta calmar a la ciudadanía hablando de “muertes selectivas”

Quito, 19 abr (La Calle).– Este fin de semana, una pareja de jóvenes, un hombre y una mujer, fue brutalmente asesinada. Según los reportes, fueron decapitados e incinerados en el sector de La Puntilla, un poblado limítrofe entre Cañar y Guayas.

Ante estos hechos que conmocionaron a la ciudadanía, Germán Ochoa, el jefe de Policía de La Troncal, pidió a la población estar tranquila, pues dijo que estas muertes eran “selectivas” y estaban relacionadas con drogas y disputas territoriales.

Más allá de estas declaraciones que siguen posicionando las olas de violencia como un problema entre bandas delictivas, las autoridades no han dado respuestas a la ciudadanía. Desde el Gobierno, tampoco existen acciones claras para manejar la escalada de crímenes violentos.

El crimen

Las autoridades explicaron que se trató de un “crimen selectivo” en el marco de una disputa de venta de estupefacientes entre bandas narco delictivas.

Jorge Vélez, fiscal de la provincia de Cañar, afirmó que las muertes guardarían relación y que por ello “avanzarán en las investigaciones hasta dar con los supuestos responsables”. En uno de los cuerpos se encontró un papel que rezaba “Hoy fue tu trabajador el próximo descuartizado vas a ser tú”.

Según esa ‘pista’, se refuerza la idea de una pelea entre bandas ya conocidas. En ella estarían involucrados “alias Rody”, que de acuerdo al fiscal, es uno de los líderes de la agrupación “Los Lobos”.

Rafael Añazco, jefe de policía de la zona 3 declaró, en rueda de prensa, que estos hechos violentos han cobrado la vida de personas que nos son oriundas de la zona, sino de las provincias de Napo, Morona Santiago, entre otras. Por ello, presumen que las víctimas son parte de bandas que los reclutan desde esas provincias.

Existen más crímenes relacionados en La Troncal

León explicó que también hubo otra muerte violenta el sábado 16 de abril, al interior de una discoteca en la ciudadela Pablo Estrada. Tras levantar el cadáver de la víctima se allanó su vivienda, en donde se encontraron municiones de grueso calibre. Precisamente, tres vainas disparadas, un cuchillo, 150 balas de 9 milímetros, 52 municiones calibre 380, fundas con drogas y un teléfono celular.

Puede interesarle: Dos cuerpos amanecen colgados de un puente en Durán

El parte policial indicó que la víctima de 18 años tenía heridas corto punzantes y varios disparos en la cabeza y hombro. El fiscal Vélez añadió que otras tres personas resultaron heridas. Una permanece en estado crítico y con pronóstico reservado.

Publicidad