Publicidad spot_img spot_img

Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Publicidad spot_img

Jahiren Noriega: “Espero que los asambleístas voten con empatía”

Quito, 04 feb (La Calle).- La asambleísta Jahiren Noriega (UNES) criticó las posiciones de los legisladores en torno al debate del proyecto de Ley para la interrupción voluntaria del embarazo en casos de violación.

“La intervención de varios colegas asambleístas dejó mucho que desear. Hubo posiciones que distan mucho de cualquier criterio técnico, científico e incluso jurídico”, dijo en entrevista con Radio La Calle.

Ella es una de las legisladoras que defiende los derechos de las mujeres que han sufrido violación. Su Partido no ha tomado una decisión consensuada al respecto.

Noriega considera una indolencia tomar posiciones anti derechos en un país con tanta crueldad. “Cada año, aproximadamente, 3000 niñas menores de 14 años están pariendo producto de una violación”, dijo.

“Espero que el día de la votación, que será en aproximadamente ocho días, los asambleístas puedan reflexionar su voto y votar con empatía. Se busca una ley que sea justa y reparadora para las niñas y mujeres víctimas de violencia sexual”, aseguró Noriega.

Interrupción voluntaria

La legisladora sostiene que esta ley se centra en cómo lograr que la interrupción voluntaria del embarazo sea accesible. Una ley que no tenga trabas y pueda garantizar que todas las mujeres puedan interrumpir el embarazo en casos de violación y que puedan hacerlo de la forma más digna posible.

Noriega explicó que el informe de minoría es regresivo en derechos y lo peligroso es el tema de plazos. Estos son sumamente reducidos para casos de violación.

“Lo problemático de esto es que el informe contiene un plazo de interrupción del embarazo de seis semanas para mujeres mayores de 18 años; 12 semanas para mujeres de la ruralidad, mujeres con discapacidad, niñas y adolescentes menores de 18 años”, detalló la asambleísta.

Noriega aseguró que el informe de minoría no responde a las realidades de las víctimas de violación y no respeta las particularidades que tienen las niñas y mujeres ablusadas sexualmente.

“Quienes estamos a favor del aborto en casos de violación, estamos a favor de la vida. Estamos a favor de una vida digna para las mujeres y niñas que tuvieron que vivir la atrocidad de una violación”, sostuvo.

Publicidad