Publicidad spot_img spot_img

Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Publicidad spot_img

Internet VIP de la cárcel de Cotopaxi sirvió para planificar el crimen contra Villavicencio

Quito, 28 feb (La Calle).- Alrededor de USD 500 costaba el servicio de internet en la cárcel de Cotopaxi, un monto que habría sido aprobado por el mismo SNAI. Fiscalía determinó que los mensajes de Whatsapp enviados por Carlos A., provenían de una IP que correspondía a esta costosa red de internet.

El pasado 27 de febrero se llevó a cabo una jornada intensa de la audiencia preparatoria de juicio contra seis sospechosos del asesinato al excandidato presidencial, Fernando Villavicencio. Un testigo protegido, vinculado sentimentalmente con Laura C., coautora del delito, proporcionó detalles relevantes sobre el crimen.

El sujeto afirmó que aquellos involucrados en el asesinato, a quienes describió como “los que hacen este trabajo”, tendrían influencia en medio Quito y en las cárceles.

La pieza clave: ‘El Invisible’

La Fiscalía ya había señalado a Carlos A., alias ‘Invisible’, como el presunto “mentalizador” del asesinato desde la cárcel de Cotopaxi. Se reveló que utilizando el servicio de internet del centro penitenciario, el ‘ppl’ se comunicó con los sicarios para planificar el crimen del excandidato presidencial.

La investigación también incluyó la explotación de los teléfonos de Carlos A. y Johan C. (alias ‘Ito’), el sicario que ejecutó el asesinato y falleció posteriormente. Conversaciones por WhatsApp entre ambos implicados revelaron la orden de Carlos A. a Johan C.

“Bien, brother. Cuando usted lo vea, le pega. Confío en usted. Hágale”, dice el mensaje de texto. Por otro lado, audios de voz enviados por Carlos A. a Johan C. fueron eliminados minutos después de su envío.

Verónica Sarauz, viuda de Villavicencio, señaló que ‘El Invisible’ es la pieza clave en la cadena de autores intelectuales del asesinato y destacó la importancia de determinar quién lo contrató.

Roles de los implicados

La Fiscalía detalló la estructura jerárquica de los involucrados en el asesinato de Villavicencio. Carlos A., alias ‘Invisible’, fue identificado como el autor intelectual, mientras que Laura C., alias ‘La flaca’, fue señalada como la coautora y encargada de la logística del crimen.

Johan C., alias ‘Ito’, fungió como el autor material del asesinato y falleció tras disparar a Villavicencio el 9 de agosto de 2023. Además, se identificó a Érick R., Víctor F., Elizabeth C. y Óscar F. como cómplices, todos bajo prisión preventiva.

El testigo protegido también reveló conexiones con una banda narcodelictiva. Según su testimonio, ‘Invisible’ y ‘el Chino’, presos en Cotopaxi, lideraban la operación. El testigo mencionó reuniones en el sur de Quito entre el 7 y el 8 de agosto, donde ‘Invisible’ y ‘el Chino’ daban órdenes por videollamada.

La ejecución del crimen

Según la Fiscalía, Laura C. de 23 años asumió el rol de coordinadora logística, encargándose de distribuir motocicletas, armas, autos y dinero entre los otros implicados.

También confeccionó gorras y camisetas con los logos de la lista presidencial de Villavicencio, utilizados para camuflarse durante el asesinato. Se destacó que Elizabeth C., de 21 años, colaboraba infiltrándose en los mítines políticos de Villavicencio, vistiendo prendas afines al movimiento político.

Alias ‘El cura’, uno de los implicados asesinados en la cárcel de Guayaquil, contactó a Laura C. y su pareja para unirse a la operación. Aunque inicialmente accedieron, él se habría negado cuando se enteró de que el objetivo era un personaje político.

Cuando la entidad investigadora preguntó sobre sus motivaciones para participar en la planificación de este asesinato, el testigo respondió que, además de recibir dinero, la acción les permitiría “subir de grado”. (AGM).

Publicidad