Quito, 22 jul (La Calle). – La madrugada de este miércoles 22 de julio, un sismo de 7.8 grados sacudió las costas de Alaska y generò una alerta de tsunami en un área de 300 kilómetros desde el epicentro, informó el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS).

“Sobre la base de los parámetros preliminares del sismo (…) olas de tsunami peligrosas son posibles en las costas situadas hasta más de 400 km del epicentro del temblor de tierra, afirmó el Centro de Alerta del Pacífico.

La advertencia de Tsunami estuvo vigente por unas horas para el sur de Alaska y su península: y las costas del Pacífico, según información del Centro de Alerta de Tsunamis. Poco después el Servicio Meteorológico Nacional descartó la advertencia.

Horas más tarde, el Centro Nacional de Alerta de Tsunamis registró un sismo en la cuenca del Océano Pacífico, las condiciones para el territorio de Ecuador se evaluaron. Finalmente el Centro informó que el sismo «no reúne las condiciones necesarias para generar un tsunami en las Costas Ecuatorianas y en la Región Insular.

Al momento, no existe un registro oficial de posibles pérdidas humanas durante el terremoto en Alaska.