Quito, 2 dic (La Calle).- El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, aseguró, durante su discurso ofrecido en una universidad de Kentucky, que la administración de Trump trabajará para que las protestas desencadenadas en varios países Latinoamericanos no desemboquen en “revueltas y violencia”. Informó un medio internacional.

“Ayudaremos a gobiernos legítimos a evitar protestas. Hemos visto protestas en varias naciones: Bolivia, Chile, Colombia y Ecuador que reflejan el carácter de gobiernos legítimos y democráticos. Nosotros continuaremos apoyando a los países en su derecho de prevenir a que países como Cuba o Venezuela se apropien de esas protestas (…) Trabajaremos para evitar que desemboquen en revueltas y violencia que no reflejan la posición democrática de las personas”, expresó el funcionario.

Las declaraciones de Pompeo se dan mientras las protestas en varios países de América Latina continúan en contra de las medidas económicas neoliberales, dejando como saldo muertos, heridos y personas vulneradas en general. Asimismo, el pueblo de Bolivia salió a protestar en contra de la autoproclamada presidenta de Bolivia Jeanine Áñez. Persona a quien el gobierno de EE.UU reconoció como mandataria interina de ese país.

Estos comentarios coinciden con las decisiones que ha tomado Estados Unidos en la región, durante el último año. Desde Washington, los presidentes de Bolivia, Áñez; y Venezuela, Juan Guaidó recibieron su respaldo tras autoproclamarse como presidentes de dichos países. Asimismo rechazó los levantamientos populares en Ecuador, Chile y Colombia, refiriéndose a estas como “sublevaciones” o “acciones violentas”.

CLL