Quito, 20 jun (La Calle).- Vladimir Zhirinovsky, líder del partido ultranacionalista LDPR propuso vender el cuerpo embalsamado del líder de la Revolución Rusa, Vladimir Lenin como una forma de hacer frente al derrumbe de los precios del petroleo y la paralización de la economía por el Covid-19.

“Podríamos vender la momia de Lenin. Hay compradores: China, Vietnam o algún otro tipo de [país] comunista. Y el cuerpo de Lenin está en buen estado, fue momificado hace sólo 96 años», indicó Zhirinovsky en un tuit. 

Por su parte, el presidente ruso, Vladimir Putin piensa que el cuerpo no debe tocarse. “Al menos mientras tengamos entre nosotros a mucha gente cuyas vivencias sigan vinculadas de algún modo con los logros del periodo soviético”, señaló.

Después de su muerte en 1924, el cadáver del líder de la Revolución Rusa pasó por un proceso de embasamiento y se exhibe en el Kremlin, uno de los símbolos de la extinta Unión Soviética (URSS). La propuesta de vender el cuerpo embalsado se asemeja a la idea de un político francés de subastar la Monalisa por la crisis.