Quito, 24 jun (La Calle).- Un grupo de soldados, pertenecientes al Batallón San Mateo, en Risaralda, Colombia están inmersos en un presunto caso de abuso sexual a una menor de doce años de la comunidad indígena Embera Chamí.

“La mamá estaba buscando a la niña extraviada. La niña apareció en el establecimiento educativo Pio XXII Agroambiental de Santa Cecilia donde estaban ahí los ejércitos, la niña no caminaba bien, estaba coja, fue remitida al centro de salud y ahí fue donde se dieron cuenta que la niña la violaron siete soldados”, informó el gobernador del resguardo unificado en el municipio de Pueblo Rico.

En un comunicado de prensa, el Ejército colombiano informó que se aplicaron las acciones disciplinarias contra los soldados y cuando se conozcan las decisiones por parte de las autoridades competentes, se definirán las sanciones.

Esta acción se da luego de que el pasado 18 de junio, el Congreso de ese país aprobó la cadena perpetua para los abusadores de niños y niñas.