Quito, 15 may (La Calle).- El período del presidente Moreno se caracterizó por un acercamiento a los Estados unidos y su política y para la embajadora en Estados Unidos, Ivonne Baki, el acuerdo comercial con ese país es un objetivo estratégico que hay que alcanzar.

Baki dio una conferencia virtual a empresarios llamada «Tratado comercial con Estados Unidos, una oportunidad para la reactivación económica del país y dijo que durante los dos últimos años el Gobiernó buscó retomar contacto con la Casa Blanca, reactivar el Consejo de Comercio e Inversiones y el regreso de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid).

“Se va a implementar el apoyo y la ayuda de los Estados Unidos al respecto de USAID, que estaba en Ecuador y fue expulsada. Una de esas decisiones absurdas de no recibir apoyo, no recibir dinero, no recibir cooperación. En el Gobierno pasado el absurdo fue la norma, hoy en nuestro gobierno, el sentido común es lo básico”, dijo Roldán cuando anunció el regreso de esa institución.

La embajadora se refirió al caso Chevron como un “irritante bilateral” y sugiere diálogos. Sin embargo, por la decisión de un tribunal de la Haya, Ecuador debe pagarle a Chevron – Texaco por USD 9.500 millones. El pasado 27 de febrero, Baki propuso que vuelvan los Convenios Bilaterales de Inversión (TBI) al país. Tanto Donald Trump como Lenín Moreno están por finalizar su período presidencial, por lo que a juicio de Baki, el acuerdo comercial es una carrera contra el tiempo.