Quito, 24 ene (La Calle). – El Gobierno Interino de Bolivia anunció la ruptura de relaciones diplomáticas con Cuba por las críticas expresadas en los últimos días por el ministro de exteriores cubano, Bruno Rodríguez que tachó de “golpistas” a las actuales autoridades bolivianas.

Yerko Núñez, ministro de la presidencia, confirmó la ruptura de relaciones con Cuba, en una decisión afín a la que adoptó Jeanine Áñez, actual presidenta interina de Bolivia, en noviembre del año pasado con Venezuela.

“Esta determinación obedece a la reciente e inadmisibles expresiones del canciller cubano y la permanente hostilidad y constantes desagravios de Cuba contra el Gobierno y su proceso democrático”, explicó Núñez según medios locales.

Bruno Rodríguez utiliza su cuenta de Twitter como medio de sus críticas, con mensajes en contra de los “golpistas bolivianos” que “masacraron a su pueblo, militarizaron el país, violaron la Constitución y aceleradamente tratan de revertir los avances sociales para favorecer a las oligarquías”.

También, acusó a Áñez como “golpista autoproclamada”, de perjudicar la asistencia médica en Bolivia por la expulsión de las brigadas médicas cubanas. Pues según Rodríguez el Gobierno interino boliviano actúa con “servilismo” a Estados Unidos.