Quito, 02 ago (La Calle).- El 31 de julio, Silvia Pazmiño, gerente del Hospital General Guasmo Sur ofreció disculpas públicas en cumplimiento con la acción de protección de la Defensoría del Pueblo que fue aceptada por un juez.

“Presentamos las correspondientes disculpas públicas a los familiares de los ciudadanos fallecidos cuyos cadáveres se encuentran desaparecidos, así mismo a los familiares que durante la acción de protección lograron encontrar los cuerpos de sus seres queridos”, dice parte de la misiva.

Marzo, abril y mayo de 2020 fueron meses duros para las personas contagiadas de Covid-19 y sus familiares. Muchos de ellos no volvieron a verse después de ingresar al hospital y encontrar el cuerpo para poder darle sepultura se volvió un viacrucis.

Disculpas dolorosas

“Es verdad que ante una ofensa o una agresión que se infringe, ofrecer disculpas no repara la herida que deja. Pero en este caso en particular, respecto de la disculpa pública ofrecida por «el gobierno de todos» es hasta un agravio más, por todo lo que representa”, dijo a Radio La Calle, Alcides Gutiérrez, cuya tía, Lourdes Gutiérrez ingresó el 13 de marzo al Hospital Teodoro Maldonado y falleció el 25 de ese mismo mes.

El cuerpo había desaparecido de ese hospital y de acuerdo con registros, fue llevado por medicina Legal al hospital del Guasmo. El primero de mayo, un mes después, apareció su nombre en la web de fallecidos por Covid-19. “Nunca nadie, jamás, ni el IESS ni ninguna autoridad nos han llamado a informar nada de nada”, indicó Gutiérrez.

El certificado de defunción de Lourdes coloca como causa de la muerte neumonía viral, sin embargo, nunca se realizó una prueba de coronavirus. “Ella es uno de los miles de casos que por falta de pruebas no engrosan las mentirosas cifras oficiales”.

“Así que disculpas de qué están pidiendo, no lo sé, si «no han hecho nada», literalmente. Ni antes, ni durante, ni después, ni lo harán. Es una BURLA TOTAL y una falta de humanidad en grado sumo”, expresa con indignación Gutiérrez. Su caso no es el único, familiares aún se encuentra en la búsqueda de los cuerpos de sus seres queridos.

Silencio gubernamental

Ni el Ministerio de Salud, ni Jorge Wated, quien lideró la Fuerza de Tarea Conjunta para la recuperación y sepultura de cadáveres en el marco de la emergencia y ahora es presidente del Directorio del IESS, se han pronunciado sobre el tema.

“La única certeza que tenemos es lo que consta en la bitácora del guardia del IESS. y la foto de la bitácora es el único «documento oficial» de todo este trágico acontecimiento y vía crucis de mi familia. ¡Qué dolor e impotencia causa leer esa disculpa pública!”, concluye Gutiérrez.

Hasta el momento, según las cifras oficiales existen 86.232 casos confirmados, 5.736 personas fallecidas y 3.508 fallecidos probables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *