Publicidad spot_img spot_img

Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Publicidad spot_img

Hallan osamentas de profesora desaparecida en 2018

Quito, 18 nov 2019 (La Calle).- Agentes de la Fiscalía y Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros (Dinased) hallaron la mitad del cráneo de Natalia Subía, maestra parvularia desaparecida el 15 de septiembre del 2018, en una quebrada del barrio Armero, detrás de la Facultad de Educación Física de la Universidad Central del Ecuador, al norte de Quito, informaron familiares de la desaparecida para un medio local.

Isis Subía, hermana de la desaparecida expresó en la rueda de prensa realizada la tarde de ayer: “La noticia la recibimos el 14 de noviembre alrededor de las 9:30 de la mañana; a nosotros no se nos informó que esta osamenta había sido encontrada en el mes de marzo, juegan con el dolor de las personas. Nosotros teníamos la esperanza de encontrarla viva y que regrese a nuestro hogar. No solo esperanzados en lo que va a realizar la Policía, familiares y amigos vamos a hacer búsquedas personales”

“Las investigaciones sobre el paradero de mi hija continuaron tardíamente. La reconstrucción de los hechos se hizo aproximadamente diez meses después de lo sucedido, eso demuestra que las personas encargadas en prestarnos la seguridad no están debidamente preparadas o no tienen mucho interés en ayudarnos realmente. Nosotros pedimos que revisen las cámaras. También observamos una cámara puesta por el Municipio en la calle por donde presumimos hizo el recorrido mi hija y esa cámara lamentablemente no funciona”, declaró Franklin Subía, padre de Natalia, durante la rueda de prensa.

La Asociación de Familiares y Amigos de Personas Desaparecidas en Ecuador (Asfadec) y el Comité de Lucha contra la Violencia Desapariciones y Feminicidios (Covidefem) han acompañado a los familiares de Natalia Subía en su búsqueda. Paola Tello, vocera de Covidefem, estuvo presente en la rueda de prensa y explicó: “Las teorías giraban en torno a que Natalia estaba con vida, la segunda fiscal afirmaba esto; sin embargo, el hallazgo del cráneo hace casi siete meses, nos dice lo contrario”

Mientras tanto, la Fiscalía General del Estado publicó en su página web: “Tras realizar pericias para la identificación humana, se identificó que las osamentas encontradas en la quebrada adyacente a la Facultad de Educación Física de la Universidad Central corresponden a esta ciudadana de 33 años, que desapareció en el sector de San Juan, en el centro de Quito, el 15 de septiembre de 2018. En cumplimiento con el derecho a la verdad que tenemos los ciudadanos, la Fiscalía se compromete a continuar con la búsqueda del resto de osamentas de Natalia S. y determinar la razón y circunstancias de los hechos”

Natalia Subía era una maestra parvularia que en marzo de este año habría cumplido 34 años, madre de una niña de doce años de edad. Desapareció el 15 de septiembre del 2018, un sábado en el que salió de su domicilio en el sector de San Juan, centro de Quito, a comprar su medicamento, con las llaves de su casa y dinero en efectivo. Natalia presentaba un cuadro de ausentismo con epilepsia, se trata de un tipo de crisis epilépticas que se caracterizan por breves pérdidas de la conciencia.   

CLL

Publicidad