RADIO EN VIVO

Radio en Vivo

Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Hallan colgado a uno de los sospechosos del secuestro de Felipe G.

Quito, 13 jun (La Calle).- Uno de los implicados en el secuestro del empresario Felipe G. y su conductor, fue encontrado sin vida en una celda de la antigua Penitenciaria del Litoral, en Guayaquil.

Según las autoridades, el cadáver le pertenecía a Jimmy Isaías Pulido Cabrera, de 34 años, cerca de las 00:00 del domingo 12 de junio. Además, según los detalles de la policía, el individuo dio información voluntaria que permitió desplegar el operativo de rescate del empresario Felipe García Febres Cordero y su conductor Kevin Chávez.

Pulido era uno de los participantes del secuestro del empresario, y se le trasladó a la Penitenciaria en la que se lo encontró muerto.

Según información preliminar, el cuerpo del detenido estaba colgado de una cuerda del Pabellón 2, que está bajo el dominio de la agrupación criminal Chone Killers. Dicho grupo criminal tendría su centro de operaciones en el cantón Durán.

Hasta el momento, el hecho es investigado como un posible suicidio. Los investigadores de la Policía Nacional no han hecho un pronunciamiento oficial.

El secuestro

Agentes de la Unidad Antisecuestros y Extorsión (UNASE) y del Grupo de Intervención y Rescate (GIR), rescataron a dos ciudadanos secuestrados a las 14h00 del jueves 9 de junio. Los secuestrados se encontraban en el sector Panorama del cantón Durán, en el Km 12 de la vía a Salitre, provincia del Guayas.

Según el reporte policial, el empresario y su conductor se encontraban en una vivienda de caña amordazados, atados de pies y manos.

Además, en el lugar se aprehendió a Juan Fernando O. D., Luis David M. A., Anthony Joao I. P., Fernando Javier P. V., Jimmy Isaías P. C., y el menor de 17 años I. G. B. J., quienes mediante llamadas extorsivas exigían el pago de 500.000 dólares para liberarlos.

El comandante de la Zona 8, Víctor Zarate, destacó que la liberación de los ciudadanos fue el resultado del manejo y análisis de la información. Los detalles entregados por familiares de las víctimas resultaron de vital importancia para la captura de los sospechosos.