Guillermo Lasso solicitó el ingreso de Ecuador a la Alianza del Pacífico

Quito, 26 ene (La Calle).- Durante la XVI Cumbre de la Alianza del Pacífico, en Colombia, el presidente Guillermo Lasso solicitó el ingreso formal del Ecuador a la Alianza del Pacífico. Así lo anunció este miércoles 26 de enero.


“El objetivo de mi gobierno es que el Ecuador se incorpore, en primera instancia, como Estado asociado, y luego como miembro pleno de este importante organismo de integración. En el Ecuador estamos impulsado una serie de políticas y acciones para modernizar y abrir nuestra economía al mundo. Con ellos, pequeños, medianos o grandes empresarios, locales o extranjeros, podrán ampliar sus oportunidades de negocio, producir más y generar más empleos y bienestar para todos”, expresó el primer mandatario durante su intervención.


En la cumbre se oficializó la integración de Singapur como país asociado de este bloque comercial. Además, Colombia traspasó a México la presidencia “pro tempore” de la Alianza.


Objetivos con Singapur y Chile


El secretario General de Comunicación de la Presidencia, Eduardo Bonilla, señaló que a través de Singapur, el Ecuador podrá comercializar con toda Asia.


“Esto significa que los ecuatorianos tendrán a acceso con muchos mercados, habrá más inversión, generación de empresas, y por ende, lo más importante para el Gobierno de Guillermo Lasso, la generación de empleos”, indicó el secretario Bonilla.

En cambio, el ministro de Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca, Julio José Prado, expresó la existencia de un acuerdo en “segunda fase” con Chile.


“Ya teníamos un acuerdo comercial con Chile, pero ampliamos las negociaciones a varios temas de inversiones y relacionados con “economía violeta”, economía de género, temas ambientales que van a profundizar la relación comercial”, mencionó el ministro del ramo.


Relaciones con México


El titular de la Producción resaltó que con México hay temas sensibles, en referencia a la comercialización del camarón y el banano. Sin embargo, dijo que establecieron un mecanismo llamado el “cuarto adjunto” que servirá para determinar los peligros y beneficios en las negociaciones de los distintos sectores de la producción.


“Hemos creado el cuarto adjunto, un mecanismo con el sector privado (…) que estarán al lado de las mesas de negociación para poder hacer consultas y poder tener en los sectores productivos -los ganadores y los más sensibles- información inmediata de cuáles pueden ser las líneas rojas y demás”, acotó.

Lo último