Guillermo Lasso se deshace en promesas ante el movimiento indígena

Por: Ronaldo Grijalva, redactor

Quito, 26 de may, (La Calle).- El presidente Guillermo Lasso, en su visita a la comunidad de Tamboloma, (Tungurahua), hizo una serie de promesas a los indígenas presentes en el evento.

El mandatario recién posesionado realizó una visita a la provincia de Tungurahua con el objeto de recibir el bastón de mando en Tamboloma, donde se reunieron delegados y autoridades de los pueblos Chibuleo y Salasaca, entre otros.

Como parte del evento se le entregó al Presidente un bastón de mando “purificado”, que simbólicamente representa la sabiduría y el liderazgo. También se le hizo entrega de una réplica de la pluma de Montalvo. A su esposa, le regalaron una chalina.

En su discurso, el Primer Mandatario se comprometió con los presentes a dar impulso al proyecto de riego de “Chiquicahua”, donde se invertirían, alrededor, de 35 millones de dólares.

El proyecto quedará a cargo del recién nombrado Secretario de Pueblos y Nacionalidades, Luis Pachala. Lasso aseguró que el financiamiento provendrá “ de recursos internacionales o locales; a través del Banco Nacional de Fomento”.

Hizo referencia de un programa de crédito agrícola y ganadero, que entregará más de 1000 millones de dólares en préstamos al 1% de interés.

Lasso mencionó la “reapertura inmediata de las escuelas comunitarias” y la creación “de una subsecretaria de educación bilingüe” que haga énfasis en la transmisión de conocimientos “ancestrales”, en especial sobre temas de salud.

Ofreció “el aumento de días para la venta de leche”, es decir que los mercados oferten el producto los fines de semana y el productor no se quede con una sobreproducción que no encuentra comprador. De la misma forma, ofreció entregar productos para la inseminación artificial del ganado.

Como si fuera poco, prometió también reforzar la seguridad en las fronteras, así como la creación de “chaquiñanes” o caminos rurales,  para facilitar la actividad productiva.

Lo último