Quito, 26 oct. (La Calle).- El motor de búsqueda Google publicó este 26 de octubre un doodle en homenaje al natalicio y lucha de Dolores Cacuango.

La página Google publicó un doodle en homenaje al natalicio de la que fuera defensora de los derechos de los pueblos y nacionalidades indígenas del Ecuador, Dolores Cacuango.

Conocida también como Mamá Dulu, Cacuango nació en Cayambe un 26 de octubre de 1881. Promotora de la creación de escuelas bilingües (quechua-español), luchó siempre por la visibilización de la explotación que sufrían pueblos indígenas bajo el abuso de los terratenientes.

Con su carisma, en 1926, a la edad de 44 años, Cacuango conformó un grupo de mujeres que promovieron la paralización de actividades en varias haciendas de Cayambe.

En 1944 participó activamente en el desarrollo y creación de la primera organización indígena del Ecuador: Federación Ecuatoriana de Indígenas (FEI). Cacuango se desempeñó como Secretaria General de esta organización.

Vida de “mamá Dulu”

El latifundio fue la forma de administración agraria en el Ecuador desde la época de la invasión española. Consistía en una vasta extensión de tierra y cierta cantidad de indígenas que la trabajaban. Esta tierra estaba bajo la administración de un terrateniente. El derecho a la tierra pertenecía a las élites, por lo general vinculadas al poder político y económico de la época.

Cacuango nació en una de estas extensiones de tierra cercana a la Provincia de Cayambe. Juan Albamocho fue una de las influencias en el pensamiento político de Cacuango. Albamocho se disfrazaba de mendigo para pedir caridad al pie de los despachos de los abogados donde escuchaba atentamente. Un día regresó a su comunidad con la noticia que: “Si ha habido ley para los indígenas”.

A los 15 años de edad fue obligada a ir a la ciudad de Quito para trabajar de empleada doméstica. En la Capital palpó de primera mano la brecha social y la desigualdad que sufría el pueblo indígena.

Tuvo nueve hijos con su esposo, Luis Catucuamba. Tras las duras condiciones de salubridad, ocho de ellos perdieron la vida. Esto fortaleció la lucha de Dolores Cacuango. Su único hijo se dedicó a la docencia, como fue deseo de su madre.

Cacuango falleció a la edad de 89 años, un 23 de abril del año 1971, junto a su esposo y su hijo.

“Nosotros somos como los granos de la quinua, si estamos solos, el viento lleva lejos. Pero si estamos unidos en un costal, nada hace el viento. Bamboleará, pero no nos hará caer” Dolores Cacuango (E.Q.)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *