Publicidad spot_img spot_img

Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Publicidad spot_img

Gabriel Fuks: “Secretario de Presidencia me insultó, me trataron como un reo confeso”

Quito, 17 Mar (La Calle).- Gabriel Fuks, ex embajador de Argentina en Quito, expuso su malestar (durante una entrevista para Diario La Nación) con el gobierno de Guillermo Lasso, luego de ser acusado de “complicidad” en la salida de María de los Angeles Duarte, de dicha embajada, el pasado lunes 13 de marzo.

El gobierno de Ecuador está usando esto como producto de su enorme debilidad; ha perdido las elecciones, tiene entre el 8 y el 10 por ciento de aprobación. ¡Cuando Bolsonaro insultó al Presidente no retiramos al embajador! Esa idea de mostrar que tienen músculo y mentir como lo hace el canciller (Juan Carlos) Holguín, que está sometido a juicio político… Usa esta situación y a mí para construir un enemigo cuando ellos están barranca abajo“, declaró Fuks respecto de lo sucedido en el transcurso de esta semana.

El ex funcionario recalcó que lo sucedido con Duarte no se trataba de una fuga, pues no estaba en una cárcel, sino que estaba refugiada en la embajada argentina y tenía asilo. “Era libre de salir cuando quisiera”, insistió el ex embajador.

¿Hubo un vehículo diplomático a la espera de Duarte?

Al ser consultado sobre la hipótesis de que el propio Fuks habría dado la orden para quitar al patrullero de vigilancia de la puerta de la embajada para facilitar la salida de Duarte, sostuvo lo siguiente:

Eso no es así. Otra de las mentiras de Holguín. Un informe de la policía de Ecuador dice que el patrullero aún está ahí. Lo de la zona liberada es una mentira más de Holguín, que quiso escalar el conflicto y dejó a Ecuador sin embajador en la Argentina, donde estudian 15.000 ecuatorianos estudian, con 1.110 millones de intercambio comercial, escalando una crisis que no tiene sentido”.

Asimismo, desmintió categóricamente la existencia de un auto diplomático que haya facilitado la salida Duarte. “Ella se fue por la puerta, pasó por al lado de un patrullero. ¿Para qué pusieron ese patrullero? Yo no era custodio ni carcelero, como se le dije a ellos (…) El patrullero que está ahí no arrancaba, los vi empujándolo, no tenía ni batería. Para tapar eso me tienen que acusarme a mí. Estoy enojado, como verá…”, exclamó el funcionario argentino.

Sobre las cámaras de seguridad

Fuks reveló que tras el acontecimiento fue citado a una reunión con Presidencia. “Algunos me insultaron, como el secretario de la presidencia, me trataron como si fuera un reo confeso“, expuso. Asimismo, señaló que en primera instancia se rehuso a entregar grabaciones de las cámaras de seguridad, pues debía consultar aquel pedido a sus superiores.

“El martes pedí que me mandaran por nota el pedido, pero me echaron antes. No me dieron tiempo, tendría que haber llegado con las cámaras bajo el brazo a la reunión. Las cosas no funcionan así en la diplomacia“, concluyó Fuks.

JR

Publicidad