Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Fernando Villavicencio acusa a Rafael Correa de interferir en el juicio político contra Celi

Quito, 14 ago (La Calle).- El presidente de la Comisión de Fiscalización, Fernando Villavicencio, sostuvo que la interpelación contra Pablo Celi, que inicia el próximo lunes, será dirigida “desde Bélgica”.

Estas declaraciones las hizo tras conocer que los asambleístas Juan Cristóbal Lloret y Viviana Veloz, ambos de la alianza UNES, interpelarán a Celi.

Villavicencio aseveró que la bancada correísta centrará su intervención en denunciar los actos de corrupción de la Contraloría, durante el gobierno de Moreno, y que minimizarán la responsabilidad del gobierno de Rafael Correa.

“El objetivo del juicio político será lanzar toda la acusación contra Pablo Celi, de que es el gran perseguidor del correísmo. El país no va a conocer, entonces, como esta trama de corrupción va mas allá de Pablo Celi. Es una trama constante desde la época de Polit. Es decir, el desvanecimiento de glosas no es exclusiva de Pablo Celi”, aseguró.

Según Villavicencio la intención del correísmo es clara. “Van a llevar hacia la banda izquierda un juicio absolutamente politizado, ideologizado y con clarísimo interés de atacar y desconocer lo actuado en los últimos 4 años. Esto para defender a los delincuentes del correísmo, que hoy están presos, y a otros procesados como Jorge Glas y el propio Rafael Correa”, señaló.

También dijo que Juan Lloret, el primer interpelante, no cumplió con un acuerdo en el que se establecía que el asambleísta Diego Ordoñez, de CREO, sería el segundo interpelante en el juicio.

Por su parte, Lloret ha enfatizado en que nunca hubo consenso respecto a quién acompañaría su intervención. Por ello, optaron por proponer a Veloz.  

Sin embargo, Villavicencio insiste en que es un “peligro” que la interpelación la haga la bancada de UNES.

“El peligro que yo veo es un interés del correísmo de impedir que se establezca la responsabilidad de estas glosas. Por ejemplo, en el caso de Nolimit, esas glosas fueron ejecutadas por contratos corruptos firmados durante el gobierno de Correa. Los contratos de Nolimit se firmaron desde el 2012 y, para la firma de los contratos, se pagaron sobornos. Para el pago de facturas con Alex Bravo se pagaron sobornos. Es decir, que la causa de la corrupción que llegó a Contraloría está en el gobierno de Correa que entregó contratos a dedo”, aseveró.

Lo último

La Asamblea y el Gobierno ponen fin a sus controversias

Quito, 18 ago (La Calle).- En el oficio que envió el presidente de la Asamblea Nacional, Virgilio Saquicela al Ministro de Gobierno, Francisco Jiménez...