Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Falleció Luis Vaca, exintegrante de AVC; nunca llegó la justicia por tortura y cautiverio

Quito, 08 abr (La Calle).- Luis Vaca, exmilitante del grupo Alfaro Vive Carajo (AVC), falleció la madrugada de este jueves sin que la justicia se pronuncie por los delitos de lesa humanidad (tortura, encierro forzoso) de los que fue víctima. Su caso fue el primero que se judicializó en el país por estas razones.

En febrero de 2021, se esperaba que se instale la audiencia de juicio del Caso Vaca, Cajas, Jarrín. En 2014, tuvo lugar la audiencia preparatoria de juicio dónde se presentaron las pruebas de descargo. Un total de 11 miembros de las Fuerzas Armadas están entre los sospechosos. Tres de ellos ya fallecieron. Siete años después el juicio aún no se realiza.

¿Que sucedió?

El 10 noviembre de 1985, Luis Vaca, Susana Cajas y Javier Jarrín, miembros de AVC, fueron secuestrados en Esmeraldas por parte miembros del Ejército y llevados a Quito. El 12 de abril llegaron al Batallón Escuela de Inteligencia Militar en Conocoto, donde sufrieron torturas físicas, psicológicas y sexuales.

Después de tres semanas, liberaron a Cajas y Jarrín. Los dejaron maniatados y vendados en Cumbayá. La suerte de Vaca fue distinta

En cautiverio

“Las celdas eran pequeñas… Nos sacaban a unos cuartos para interrogarnos. Ahí nos torturaron, nos sacaron el aire. Estuvimos dos o tres días. Antes no le tenía miedo a la electricidad, ahora no puedo acercarme, te deja secuelas”, así narró Vaca su primera detención en una entrevista para El Telégrafo en 2014.

En noviembre de 1985, su detención se volvió cautiverio. Luis no saldría de su pequeña celda hasta 1988.

“Estábamos en el parque infantil esperando a que nos recojan para ir a una casa de seguridad. Mientras tomábamos una cola, unos militares nos subieron a un carro y nos llevaron”, continúa el relato.

Llegó a Conocoto por segunda vez. “Tenía iras y no comí por tres días […] Ahora me pregunto ¿Cómo aguante dos años? Caminaba y daba vueltas”.

En el encierro se enteró del asesinato del líder de AVC, Arturo Jarrín, intentó colgarse en la celda movido por la desesperación de no saber si saldría. Para 1988, lo dejaron libre en Ibarra.

Delitos de lesa humanidad

Para el sistema de justicia, los delitos de lesa humanidad son de especial gravedad “como el asesinato, el exterminio, la esclavitud, la deportación o el traslado forzoso de población, la privación grave de libertad o la tortura, que se comete como parte de un ataque generalizado o sistemático contra una población civil y con conocimiento de dicho ataque”.

El juicio de Vaca y de los demás miembros de Alfaro Vive Carajo estaban en la impunidad hasta que el Gobierno de Rafael Correa decidió crear una Comisión de la Verdad, en mayo de 2007.