Fallece Abimael Guzmán, fundador y líder de Sendero Luminoso

Roberto Hidalgo Averos, redactor

Quito, 11 sept (La Calle). – Abimael Guzmán, líder, fundador y cabecilla de la organización terrorista Sendero Luminoso, murió a los 86 años de edad, mientras cumplía cadena perpetua en la Base Naval del Callao.

Guzmán, de quien no se sabe la causa de su fallecimiento ya había tenido complicaciones medicas meses atrás. El 13 de julio lo atendió el Ministerio de Salud. Sin embargo, debido a que no quería ingerir ningún tipo de alimento, tras exámenes médicos que le realizaron, el 17 de julio fue trasladado al hospital para ser monitoreado y recibir atención especializada en geriatría.

La primera autoridad en comentar la noticia fue el ministro de Salud, Hernando Cevallos, quien declaró a la prensa: “Nadie desea el fallecimiento de nadie por más delitos que haya cometido” (…) es lamentable como cualquier persona que fallece en cualquier circunstancia”.

Por su parte, el presidente del Perú, Pedro Castillo señaló: «Falleció el cabecilla terrorista Abimael Guzmán, responsable de la pérdida de incontables vidas de nuestros compatriotas. Nuestra posición de condena al terrorismo es firme e indeclinable. Solo en democracia construiremos un Perú de justicia y desarrollo para nuestro pueblo».

Captura de Abimael Guzmán

Guzmán, tras ser el hombre más buscado de Perú, fue capturado el 12 de septiembre de 1992, junto con otro integrante de la cúpula terrorista, en una residencia en Surquillo, Lima.

La captura fue gracias a un operativo comandado por el Grupo Especial de Inteligencia, GEIN, de la Dirección Contra del Terrorismo de la Policía Nacional del Perú.

Esta captura representó para el Perú el inicio del fin de una época terrorífica. Ahora su muerte recuerda el dolor y la barbarie de lo que vivieron los peruanos durante unos 20 años.

Sendero Luminoso

Sendero Luminoso es una organización subversiva, conocida desde 1980. Se le atribuye la muerte de al menos 69.000 personas en Perú, durante la época de violencia que desencadenó un conflicto armado contra el Estado y la sociedad peruana, entre 1980 y 2000.

Lo último