Quito, 04 ago (La Calle).- Una serie de explosiones en Beirut, capital de El Líbano dejaron este miércoles como resultado al menos 73 fallecidos, 3.700 heridos y grandes daños materiales, de acuerdo con el ministro de Salud, Hamad Hassan.

Hassan atribuyó las explosiones, en un primer momento, a un barco que transportaba fuegos artificiales. Sin embargo, las autoridades descartaron la versión de la pirotecnia. El jefe de seguridad interna del Líbano, Abbas Ibrahim, declaró que una explosión masiva en la zona portuaria de Beirut se produjo en una sección que albergaba materiales «altamente explosivos». No obstante, no indicó la causa concreta ya que alegó que «no se puede adelantar a las investigaciones».

Las autoridades libanesas colocan el origen de la enorme explosión unas 2.700 toneladas de nitrato de amonio que llevaban almacenadas en una bodega del puerto de la capital desde 2014, reportó un medio local.

«Nunca en mi vida he visto un desastre tan grande, tan catastrófico. Esta es una catástrofe nacional. Este es un desastre para el Líbano. No sabemos cómo nos vamos a recuperar de esto. Tenemos que mantenernos fuertes, tenemos que ser valientes», declaró el gobernador de Beirut, Marwan Abboud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *