Crucifixión TC

Quito, 18 ago (La Calle).- Un exempleado de TC televisión se crucificó de manera simbólica en los exteriores del canal incautado. “No más mentiras, queremos que nos paguen” son las consignas de varios extrabajadores que se reunieron para exigir sus derechos al medio de comunicación. Exigen nuevamente al Gobierno que pague sus liquidaciones y aportes al IESS.

Antecedentes

Son más de dos años en los que el Gobierno aún no ha pagado sus asignaciones pendientes con los extrabajadores de los Medios Públicos. Los manifestantes son extrabajadores de medios como Cablevisión, Unimasa, Super K-800. Así como, las revistas La Onda, El Agro, Samborondón, Costa y Valles. Ninguno de ellos ha recibido por completo sus liquidaciones y aportes del IESS, a pesar del descuento en el rol de pagosde que estos últimos fueron descontados de sus roles de pagos.

Mediante Decreto Ejecutivo 227, de noviembre del 2017, el Gobierno Nacional declaró a los medios incautados por el Estado como medios privados. Ellos pasaron a cargo de la Empresa de Medios Públicos. Esta empresa estatal debía ocuparse de los activos y pasivos de las empresas de comunicación, pero varias de ellas han entrado en proceso de liquidación y los sueldos y aportaciones no han sido cancelados hasta la fecha.

Eduardo Velarde, exgerente general de la empresa de Medios Públicos, compareció ante la Comisión de los Trabajadores de la Asamblea Nacional el 22 de enero del 2020. Allí aseguró que se iban a pagar los montos pendientes con los extrabajadores, pero pidió más tiempo debido a las dificultades jurídicas por la administración de los medios incautados.

Pero la promesa sigue sin cumplir y Velarde ya no es parte de la Empresa Pública. Desde febrero pasado, varios extrabajadores realizan plantones simbólicos en los exteriores de TC Televisión en Guayaquil y en la Empresa de Medios Públicos en Quito. Ya han pasado dos años desde el proceso de liquidación de los medios públicos, y sus extrabajadores solo exigen lo que les corresponde por ley. (DR)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *