Evo Morales acepta el asilo político de México. Foto: Reuters.

Quito, 09 nov (La Calle). – Después de un año en el exilio, el expresidente de Bolivia, Evo Morales vuelve al país. El viaje fue por tierra desde la ciudad argentina de La Quiaca hasta la boliviana Villazón. En ambos lugares fue recibido por varios de sus simpatizantes.

“Hoy es un día importante en mi vida, volver a mi patria que tanto quiero me llena de alegría”, escribió Morales en un tuit. Antes de llegar a Bolivia, el exmandatario se dirigió por tierra a Jujuy donde visitó a Milagro Salas, líder social indígena que lleva cinco años presa.

Evo también recibió un título de profesor honorífico en la Universidad Nacional de Jujuy. “La Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Jujuy me emocionó con el título que me dio de Profesor Honorífico. Mi agradecimiento a esta prestigiosa casa superior de estudios y a su decano y hermano, César Arrueta”.

Antes de partir a Bolivia, el presidente argentino, Alberto Fernández, quien llegaba de la posesión de su homólogo Luis Arce, despidió a Morales con una cena en La Quiaca. “La última cena en La Quiaca, territorio argentino, fue memorable por el afecto, una vez más, de Alberto Fernández, y sus gratas impresiones sobre la posesión de Luis Arce y las muestras de agradecimiento que recibió, en La Paz, por su compromiso con la democracia y su solidaridad”, agradeció Evo.

Exilio de Evo

La noche del 11 de noviembre de 2019, el exmandatario salía de Bolivia en un avión de la Fuerza Aérea Mexicana que envió el presidente Andrés Manuel López Obrador. La ayuda se coordinó con Fernández, ambos mandatarios temían por la vida de Morales.

Un día antes, el expresidente tuvo que renunciar por la presión política y las denuncias de fraude por parte de su rival político Carlos Mesa. La Organización de Estados Americanos (OEA) presentó un informe con irregularidades que meses después fue desmentido por expertos internacionales. Así se ponía fin a 13 años de mandato, el período presidencial más largo del país andino.

La salida de Evo dio paso a un gobierno de facto, cuya líder fue Jeanine Añez. El 8 de octubre se llevaron a cabo las nuevas elecciones que dieron la victoria a Arce en primera vuelta con el 55.11% de los votos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *