¿Está huyendo el gabinete de Moreno? (opinión)

Por: Sebastián Tamayo Villarroel / @tamayo95se

Restan menos de 100 días para que concluyan las funciones del gobierno de Lenín Moreno y varios de sus aliados activaron ya su protocolo de escape. Así, desde el auge de la crisis sanitaria, varios funcionarios cercanos al régimen actual fueron resguardados de procesos judiciales como Ocles y Paul Granda. Además de estos nombres, resuena el de Richard Martínez, quien al puro estilo hollywoodense, jugando al bueno y el malo en el mercado bursátil, se ganó un carguito en el BID.

Uno de los logros históricos de Lenín Moreno, es continuar en la presidencia con una aceptación menor a los 10 puntos. Basta con recordar el derrocamiento de Bucaram, Mahuad o Gutiérrez para confirmar lo expuesto. De allí, que el estilo de gobernanza se centró en el fortalecimiento de la fuerza represiva elemento que le permitió al gobierno de Moreno negociar en términos coercitivos. Sin embargo, esto nos costó varios millones a los ecuatorianos pues, pagamos armas de dotación, trajes RoboCop, hasta una universidad, que fue la oferta del primer mandatario a los uniformados. En este contexto, pereció María Paula Romo, líder de las negociaciones coercitivas en el marco de buscar gobernanza.

Sin duda, la estancia de Moreno en Carondelet, no fue garantía para quienes lo rodeaban ya que el poder no les permitió resaltar su gestión. Este fue el caso de el ex vicepresidente Otto Sonnenholzner pues, además de su visión filantrópica por la pobreza, su imagen de superhéroe de catástrofe en plena pandemia se deterioraba. Como si se tratase de un contrato ocasional de “servicios”, Sonnenholzner al concluir su puesta escena, y cumplir su cuota política, abandonó la vicepresidencia.

Finalmente, el heredero de la dinastía Ruptura, a quien le encargaron el control de los ministros bajo la denominación inventada de “Secretario General de Gabinete” alista su salida. Exacto, me refiero a Juan Sebastián Roldan, otra de las mentes que gestaron buenas leyes y buenas armas. En definitiva, se acerca la transición con Mauricio Pozo, un social cristiano a la cabeza. Mientras tanto, los pupilos de Lenín Moreno, prefieren tomarse su tiempo para esconderse; quizá ni ellos tiene certeza de su inmunidad después del 24 de mayo de 2021.   

- Publicidad-

LO ÚLTIMO